Ir a contenido

Editorial

Recursos para los menores migrantes

Para evitar la exclusión social, los llamados 'menas' también necesitan formación y capacitación para el mercado laboral

Los menores de la comisaría de Ciutat Vella entrando en la Fundació Arrels, donde han recibido la primera ducha. 

Los menores de la comisaría de Ciutat Vella entrando en la Fundació Arrels, donde han recibido la primera ducha.  / FERRAN NADEU

El Consejo de Ministros ha aprobado el reparto de 40 millones de euros entre las comunidades autónomas para la atención de menos no acompañados ('menas') que llegan a España. La presencia de estos jóvenes ha aumentado en los últimos meses hasta llegar a casi 12.000 en todo el país. Imposible olvidar las tristes imágenes de las comisarías de los Mossos convertidas en improvisados alojamientos sin las mínimas condiciones de higiene y cuidado.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Esos 40 millones son, sin duda, un avance importante, pero la solución a la problemática es compleja y debe ser abordada desde diferentes ángulos. Por un lado, es obligado tener en cuenta que hablamos de jóvenes que, en la mayoría de los casos, huyen de la pobreza o la violencia. También considerar que, a pesar de su corta edad, muchos de ellos llevan años buscándose la vida o ayudando a sus familias y que su principal objetivo es trabajar, ganar dinero, no ser internados en instituciones en las que no vislumbran un futuro. Tampoco hay que soslayar la posible conflictividad que pueden trasladar a las calles, más aún si al cumplir los 18 años dejan de estar al amparo del Estado y no tienen capacidades para ser autosuficientes.

Son necesarios recursos, como la partida aprobada por el Gobierno. Pero es importante trazar un camino que libre a estos jóvenes de la exclusión socialFormación y capacitación para el mercado laboral es el único camino para que ellos salgan adelante y toda la sociedad se beneficie de su esfuerzo y su ánimo.