24 feb 2020

Ir a contenido

Nuevos horizontes

¿Cómo avanza el 5G en la Unión Europea?

nualart

¿Cómo avanza el 5G en la Unión Europea?

Carmina Crusafon

La llegada de esta tecnología supone su aplicación a una variedad de sectores, más allá de la telefonía, a partir del 2020

El 5G fue el protagonista del Mobile World Congress (MWC) del pasado mes de febrero. Desde entonces, los proyectos y decisiones gubernamentales relacionados con esta tecnología han ido en aumento y ahora es un buen momento para evaluar su progreso. El análisis se hará desde una triple perspectiva: el valor creciente de la gestión del espectro electromagnético; la apuesta europea por un consorcio público-privado, y la competición que existe con Estados Unidos y China.

Espectro e internet de las cosas

La gestión del espectro radioeléctrico se ha convertido en un tema estratégico para todos los países. Y en el caso de la Unión Europea es de gran transcendencia, porque exige una mayor coordinación para conseguir que todos los Estados miembros armonicen las bandas de frecuencias. Esto es fundamental porque de ella depende la estrategia de alcanzar el pleno desarrollo del Mercado Único Digital.

Ya se han tomado diferentes iniciativas en este ámbito relacionadas con el despliegue de las redes 5G en algunas bandas como los 700 MHz, 3,6 MHz y 26 GHz. Además, se están haciendo acciones complementarias. A principios de octubre la Comisión Europea aprobó una decisión que armoniza las bandas y las condiciones técnicas correspondientes a las frecuencias 874-876 MHz y 915-921 MHz para los dispositivos de corto alcance. Estos suelen ser aparatos portátiles o de gran consumo que se pueden llevar y utilizar en otro país con facilidad. Es lo que se llama la internet de las cosas.

Siguiendo en este ámbito, para hacer referencia a la internet de las cosas normalmente se utilizan las siglas en inglés IoT, que equivalen a 'Internet of  Things'. De hecho, en los últimos días se ha celebrado en Barcelona el congreso más importante en este sector. El IoT Solutions World Congress (IoTSWC) es un evento sobre internet industrial y la transformación digital, que muestra las múltiples aplicaciones en diferentes sectores económicos.

El 5G PPP: el consorcio europeo público–privado

Una de las singularidades del 5G europeo ha sido la creación de un consorcio público-privado, llamado el 5G Infrastructure Public Private Partnership (5G PPP). Se trata de una iniciativa conjunta entre la Comisión Europea y la industria europea de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (fabricantes de tecnología, operadores de telecomunicaciones, proveedores de servicios, PYME e instituciones investigadoras) que ha recibido una inversión de 700 millones de euros de los fondos europeos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El 5G-PPP se encuentra en su segunda fase, que se puso en marcha en junio del 2017. Se están llevando a cabo 21 proyectos que tienen como objetivo la aplicación de las redes 5G en múltiples ámbitos, como las ciudades inteligentes, la salud digital, el transporte, la educación o el entretenimiento y los medios de comunicación. Sus resultados se podrán ver a partir del año 2020. Se va a utilizar el campeonato de fútbol UEFA 2020 para enseñar al conjunto de la ciudadanía algunas de las innovaciones que introduce el 5G.  

La competición con EEUU y China

El liderazgo en el despliegue del 5G ha pasado a un primer puesto en la agenda global. Estados Unidos y China se están disputando la primera posición. Sus inversiones en este ámbito y un conjunto de decisiones gubernamentales lo están convirtiendo en tema estratégico. La administración Trump está vigilando las inversiones extranjeras en este ámbito, en especial las chinas. Por su parte, el coloso asiático está estudiando la posibilidad de fusionar a dos de sus operadoras de telecomunicaciones para conseguir un despliegue completo del 5G en todo su territorio.

La UE está intentado no perder su posición en el triunvirato. De hecho, desde las instituciones europeas se explica que, una vez entre en vigor el nuevo Código de las Comunicaciones, se podrá hacer una nueva reasignación de las frecuencias, habrá una mejor coordinación en el seno de la Unión, y como consecuencia, más espectro. El problema puede venir de los intereses de las telecos europeas, para quienes ahora mismo el 5G no es su primera prioridad. Todo parece indicar que los primeros puestos ya están tomados y que Europa tendrá que seguir luchando por el bronce en esta competición. De todos modos, esperen y vean todo lo que puede traer el 5G porque es, según los expertos, una completa revolución tecnológica.