Ir a contenido

Éxodo sin precedentes en Centroamérica

Caravana de migrantes y denuncia

LEONARD BEARD

Caravana de migrantes y denuncia

Salvador Martí Puig

El desplazamiento forzado de miles de hondureños responde a un contexto de violencia y pobreza generalizada

¿Cómo entender la marcha de migrantes hondureños a la que, desde unos días, se les están sumando guatemaltecossalvadoreños y nicaragüenses? ¿Qué pasa en los países empobrecidos de Centroamérica para que se den este tipo de fenómenos hasta ahora nunca vistos? No es fácil responder a las dos preguntas. Pero la respuesta está relacionada con la existencia de economías incapaces de crecer, una desigualdad altísima, unos regímenes con derivas autoritarias y, sobre todo, una sociedad que sufre una severa metástasis provocada por la violencia ligada al tráfico de personas, de estupefacientes y a la extorsión. No es casual, en este contexto, que hoy los jóvenes de dichos países vivan la migración como su opción más atractiva -y a veces como la única- para realizar una vida digna.

El país más violento del mundo sin guerra declarada 

Un dato muy relevante es que la violencia que hoy impera en El Salvador, Guatemala y Honduras (el llamado Triángulo Norte) es más intensa que la que sufrieron los mismos países en plena crisis bélica de los años 80. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Honduras es hoy el país sin guerra declarada más violento del mundo, al que siguen de cerca Guatemala y El Salvador. En este paisaje, la inoperancia del Estado y la violencia de las maras (pandillas latinas nacidas en los 80 en los barrios de Los Ángeles y que luego fueron deportadas a Centroamérica en los años 90) tienen una gran responsabilidad.

Pero la caravana de los migrantes presenta algo novedoso: hasta la fecha la migración era una opción solitaria e individual, básicamente clandestina. El hecho de que en estos días se haya convertido en una manifestación colectiva supone, por primera vez, una denuncia política que increpa a toda la sociedad: la de origen, la de tránsito, la de llegada, y a todos nosotros.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Un buen amigo que trabaja en un centro de investigación en Tapachula -una de las ciudades mexicanas por las que transita la caravana- ha señalado que lo que está ocurriendo no tiene precedente alguno. Si bien el paso de personas migrantes centroamericanos por México es un hecho que ocurre desde hace muchos años, nunca se había visto un evento de esta magnitud en el cual miles de personas están intentando de manera desesperada cruzar la frontera con la finalidad de buscar protección. No hay duda -me cuenta- de que el origen de la caravana de migrantes responde a un contexto de violencia y pobreza generalizada en donde las condiciones mínimas de vida digna y respeto a los derechos humanos no han sido garantizadas. Se trata, sin duda, de un desplazamiento forzado. Para entender un poco más este fenómeno recomiendo la película del director Luis Mandoki titulada 'La vida precoz y breve de Sabina Ribas', donde se relata la violencia que sufren los migrantes hondureños en la frontera entre Guatemala y México, y de la que son cómplices las maras, las autoridades civiles y policiales de dichos países, y también la DEA norteamericana.