Ir a contenido

LA CLAVE

Carmen Calvo y Pere Aragonès, este jueves en la Moncloa. 

La Moncloa

¿Presos por presupuestos?

Enric Hernàndez

El empoderamiento de Junqueras en Lledoners y las palabras y gestos del Gobierno de Sánchez anticipan la búsqueda de una salida para los líderes independentistas encarcelados

Distraídos con las "puñaladas" entre JxCat y ERC, en palabras de Roger Torrent, corremos el riesgo de no percatarnos de los movimientos de fondo que se registran en el conflicto catalán. No en el frente irredento de Waterloo, que vacunado contra el realismo languidece inexorablemente, pero sí en los despachos oficiales y en la cárcel. En el concurrido módulo 2 de Lledoners se hace más política estos días que en el Palau de la Generalitat, secuestrado por la retórica legitimista.

Esta es la secuencia de los hechos. Los ministros Meritxell Batet y Josep Borrell confiesan que preferirían ver a los líderes independentistas en libertad. El Gobierno de Pedro Sánchez autoriza su traslado a cárceles catalanas. La delegada del Gobierno, Teresa Cunillerarespalda la concesión del indulto si hay condenas, sin que el presidente la desautorice. Y la vicepresidenta Carmen Calvo incluso plantea su excarcelación preventiva en caso de que el juicio del 1-O se retrase.

Oriol Junqueras, pendiente de juicio, acata la resolución del juez Pablo Llarena y delega el voto en el Parlament, pero anuncia su candidatura a las europeas de mayo. TVE, la pública, se convierte en la primera cadena española que entrevista por escrito al líder de Esquerra. El presidente de la CEOE, el siempre cauto Juan Rosell, acepta la invitación de visitar en prisión al republicano; si antes lo consultó con el Gobierno, nadie le puso objeciones.Y el posconvergente Quim Forn, que renunció al escaño y a la política, ahora se muestra predispuesto a ser al tiempo el alcaldable del PDECat en Barcelona y el cortafuegos de la nonata Crida de Carles Puigdemont.

ABIERTOS A NEGOCIAR

El flácido ultimátum presupuestario de Quim Torra se cae por su propia levedad: ERC y PDECat se abren a negociar el proyecto pactado por PSOE y Podemos, a la espera de algún gesto con los presos (más que verosímil) y acerca de la autodeterminación (descartable). Asumido por el Gobierno que el independentismo no podrá sacrificar a sus reos a cambio de 2.200 millones, el canje de presos por presupuestos tal vez no sea un peaje tan oneroso a cambio de apurar la legislatura. 

0 Comentarios
cargando