Ir a contenido

Pequeño observatorio

Un hombre fuma.

SASHENKA GUTIÉRREZ

Los humanos jugamos con el riesgo

Josep Maria Espinàs

¿Cuántos miles de pipas he fumado? No he pasado ningún día sin fumar, tengo la impresión de que la humareda me decía "todo va bien"

Si no me equivoco en la cuenta, el próximo marzo haré 92 años. Si sigo viviendo, claro. Nací el mes de marzo, exactamente el día 7. Curiosamente, cuando yo era joven, hacía el bachillerato en los Escolapios de la calle de la Diputació, pero aquel día los escolares hacíamos fiesta en honor de Santo Tomás de Aquino, patrón de los estudiantes. Yo decía que la fiesta se hacía en honor de mi cumpleaños.

El hecho es que 92 años son muchos, y si llego a esta meta no será porque yo me lo haya propuesto, comiendo lo que dicen que conviene comer, ni haciendo una regular gimnasia ni siguiendo unas cuantas normas de vida que se consideran recomendables.

Quizá el lector ya sabe que yo fumo en pipa. Es un hábito que adquirí cuando era adolescente y lo he mantenido hasta ahora. ¿Cuántos miles de pipas he fumado? No he pasado ningún día sin fumar -cuando me he levantado, después de desayunar, pensando en el tema de un artículo, deteniéndome en un camino para contemplar un magnífico paisaje...-. Tengo la impresión de que la humareda de la pipa me decía "todo va bien".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Que quede claro: me solidarizo con todas las campañas para convencer a los ciudadanos que no fumen. Corren un riesgo si lo hacen. Lo que pasa es que no puedo estar de acuerdo con la sentencia que leo en algunos de mis paquetes de tabaco: "Fumar mata". Hace años que denuncié la falsedad de esta afirmación. ¿Tanto cuesta decir la verdad indiscutible como avisar que fumar "puede matar"?

Un día que tenga la ocasión de entrar en un bar me dedicaré a observar el renglón de botellas que llenan el estante. Botellas de whisky, coñac, ron, vodka ... Algunas están medio vacías. No veo ningún aviso que diga que el alcohol puede matar.

La vida no tiene manías. Y tengo la impresión de que los jóvenes fuman menos que los de mi generación, hecho positivo. Se ven atacados por las consecuencias de unas actividades físicas que ya están calificadas de "riesgo". Si no se hubieran aceptado riesgos, nuestra especie no habría progresado.