Ir a contenido

Mosquito tigre

Mosquito tigre Aedes albopictus.

Picasa

Pesados de manchas blancas

Care Santos

Una mutación genética permitirá evitar el 90% de contagios de la malaria, ahora solo se trata de que Bill Gates se preocupe del mosquito que silba en mi oído por las noches

Tengo una noticia buena y una mala. La buena es que pronto las noches serán más frescas y las temperaturas impedirán prosperar a los mosquitos tigre. La mala es que los nacidos en los pasados días de calor están llegando a la edad adulta. Vamos a ser acribillados a picotazos. Sobre todo en las piernas y los pies, porque el tigre pica a baja altura. Aunque por estas latitudes no transmite enfermedades. Menos mal.

Peligrosa especie invasora

Los científicos le llaman 'Aedes Albopictus'. 'Aedés' en griego significa 'molesto, pesado, desagradable'. Su nombre, pues, sería algo así como 'el pesado de las manchas blancas'. Las manchas y el tamaño les distinguen. Y la mala leche: son una de las cien especies invasoras más peligrosas del mundo. Me pregunto qué habrá sido de nuestro mosquito autóctono. Este año juraría que no he visto ninguno. ¿Habrán sido desterrados? ¿Exterminados? ¿Se habrán vuelto discretos? Nunca pensé que afirmaría esto, pero los echo de menos. Y tengo buenas razones para odiar al mosquito tigre con todas mis fuerzas. Me amarga las tardes en la terraza, no me deja leer en paz, tampoco dormir, ahuyenta a mis seres queridos de las reuniones familiares, se ceba con algunos miembros de mi familia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En realidad, la buena noticia viene ahora. Bill Gates quiere acabar con ellos. No con los que de noche sobrevuelan mi oído. Con los que en algunos países africanos transmiten enfermedades mortales, como la malaria. Primero manifestó su intención de cargárselos a todos, pero los biólogos le advirtieron de que lo pensara dos veces. Al parecer hay muchos pájaros, mamíferos y hasta peces que comen mosquitos. Erradicarlos provocaría un desastre en la cadena alimenticia. Por eso Gates pagó para lograr una mutación genética que podrá reducir los casos de contagio en el 90%. Los mosquitos portadores de malaria morirán antes de llegar a adultos. Qué estupendas noticias.

Ahora solo se trata de esperar a que Bill Gates se preocupe por el que silba en mi oído por las noches y el mundo será casi perfecto.