Ir a contenido

Editorial

Duque, protagonista del escándalo del día

La ofensiva de la oposición contra el Gobierno, con casos reales o prefabricados, no cesará porque el PP y Cs solo quieren elecciones

El ministro Pedro Duque

El ministro Pedro Duque / JOSÉ LUIS ROCA

Desde que se constituyó el Gobierno de Pedro Sánchez, parece que no haya día sin escándalo. Dos ministros dimitidos en tres meses -uno por problemas con Hacienda y otra por plagiar en un máster- pusieron el listón de la exigencia muy alto. Después llegaron la polémica por la tesis del presidente del Gobierno y, sin dar respiro, los intentos de acabar con la titular de Justicia desde las cloacas del Estado. Y cuando parecía que un día se podría hablar del pacto de las pensiones, se conoce que el ministro de Ciencia, Pedro Duque, creó una sociedad patrimonial para que fuera la titular de dos viviendas, una en Madrid y otra en Xàbia, supuestamente para eludir impuestos. El ministro niega que se haya ahorrado tributos, y explica que lo hizo porque se lo aconsejaron y porque vivía mucho tiempo fuera de España.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los expertos sostienen que lo que hizo Duque es legal si se cumplen una serie de condiciones. Ante la noticia, se han producido como siempre opiniones apresuradas, incluso de los socios del Gobierno. Pero el asunto no debe de estar tan claro porque PP y Ciudadanos no han pedido la dimisión de Duque, sino solo su comparecencia en el Congreso. El ministro debe acudir a la Cámara y justificar si, además de legal, su actitud es ética. Y la oposición debe distinguir entre los escándalos reales y los fabricados. La ofensiva contra el Gobierno, no obstante, no va a cesar porque el PP y Cs solo quieren elecciones, que, según ha advertido Sánchez, puede llegar a convocar si la oposición opta por el conflicto permanente.