Ir a contenido

Fiesta cultural

Libros y lecturas para la 'rentrée'

Libros y lecturas para la 'rentrée'

Núria Iceta

La Setmana del Llibre visualiza que la colaboración multiplica los efectos de las iniciativas de fomento de la lectura

Si Sant Jordi es la fiesta del libro, yo diría que La Setmana del Llibre en Català que acabamos de cerrar es la fiesta de la lectura. Si en un día apenas tenemos tiempo para otra cosa que despachar libros, durante La Setmana hemos podido compartir charlas y ver lo placentero que resulta vagar por la inmensa librería en la calle sin prisas y con una oferta tan diversa.

Es por ello que La Setmana ha dejado de ser una cita anual para convertirse en una apuesta estratégica. Los visitantes repiten y aumentan en número. La Setmana de la Llibre no es la feria resistencialista de tiempos pasados. He visto señoras que no se conocían de nada recomendándose lecturas e incluso explicando el argumento de un libro mejor que sus editores. Me han hablado de blogueros que interactúan constantemente en la red y que se han visto las caras por primera vez.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La Setmana es un espacio privilegiado para mostrar la riqueza y la diversidad de la edición en catalán, tanto por las novedades como los libros de fondo. Cada año hay una nueva propuesta que ayuda a la permeabilidad entre libros y lectores, rompiendo barreras, prejuicios y compartimentos estancos: desde toda una tarde dedicada a la ciencia ficción, a la apertura a sectores profesionales y la visita de editores extranjeros, a un primer intento de 'Noche de los Libros' y, por supuesto, el compromiso con las libertades que verbalizamos juntos.

No caemos en la autocomplacencia si decimos que el trabajo que hace La Setmana es importante. Sabemos de sobra que el reto del catalán (con el 25% de la cuota del mercado) es inmenso y que las librerías son la pieza clave durante todo el año por cómo trabajan como si este porcentaje fuera otro y contribuyen así a reequilibrarlo. Pero lucir con orgullo el oficio y ponerlo por unos días en el contenido de los medios también nos lo podemos permitir. La Setmana visualiza que la colaboración entre todos los agentes multiplica los efectos de cualquier iniciativa de fomento de la lectura. No somos naífs, es nuestra manera de entender la edición, es nuestra manera de compartir conocimiento y de entender el progreso social.