Ir a contenido

La clave

Portadas de EL PERIÓDICO de Catalunya del 17 de octubre del 2008, 11 de julio del 2010 y del 9 de noviembre del 2016

Sin miedo, sin concesiones

Enric Hernàndez

En EL PERIÓDICO cumplimos 40 años fieles a nuestros principios editoriales: resistir los embates del poder y explicar las cosas como son, no como querrían que las contásemos

"Pese a que este sea el país con menor índice de consumo de prensa de la Europa occidental, creemos que los diarios son imprescindibIes. La prensa se vende poco. Entre muchas cabeceras se reparte una tirada global bajísima. El sector parece agonizar. Pero no se engañen: si muere, si la prensa escrita desaparece, este país difícilmente podrá ser una democracia." Estas reflexiones, de plena vigencia en 2018, aparecían en el primer editorial de EL PERIÓDICO, publicado el 27 de octubre de 1978.

Muchos no han superado el examen cotidiano del quiosco, pero esta cabecera continúa fiel a la cita con sus lectores, diariamente en papel y al minuto en la edición digital. Para celebrarlo, están todos invitados a la exposición que este jueves se ha inaugurado en el Palau Robert de Barcelona

Bajo distintos gobiernos y climas políticos, esta Redacción siempre ha sido fiel a sus principios editoriales: explicar las cosas como son, no como a algunos les gustaría que fueran, ni como querrían que fueran contadas. Anteponer los hechos y los datos a los discursos y la propaganda. Investigar, preguntar y contrastar, en vez de difundir dócilmente las consignas del poder. Lo que no siempre es fácil. Cuando los recursos públicos se destinan a imponer en la sociedad determinado marco mental, lo más cómodo es dejarse llevar por la corriente. Mirar hacia otro lado. Asentir. Callar.

En EEUU y Europa del Este estamos viendo las maniobras del populismo para silenciar a la prensa libre. Se promulgan leyes contra la libertad de expresión y se promueven campañas de desprestigio o boicots. Pero los gobiernos tienen fórmulas más discretas, e igual de efectivas, para procurarse una coraza mediática y amordazar a los medios que aspiran a preservar su independencia.

SIN CONCESIONES

EL PERIÓDICO siempre ha resistido estos embates, y seguirá haciéndolo mientras haya lectores que prefieran la fiscalización de los poderes públicos, con información rigurosa y contrastada, al periodismo complaciente o las arengas tribales. Sin miedo, sin concesiones. Porque, como reza la cabecera de 'The Washington Post', "La democracia muere en la oscuridad." 

Temas: Prensa

0 Comentarios
cargando