Ir a contenido

Análisis

Hablar de Xavi e Iniesta debería recordarnos que hubo un tiempo en que nunca nos aburríamos

Ya me perdonarán el arranque nostálgico, pero a las puertas de un nuevo curso escolar me viene a la memoria una situación que ocurría en el colegio. A veces, en pleno invierno, había una semana en la que muchos niños se ponían enfermos -un catarro, una gripe, unas paperas- y de repente la clase quedaba diezmada. En días así, con la mitad de los pupitres vacíos, los profesores se volvían más cercanos y amistosos, bromeaban, y uno se sentía un privilegiado. Cuento esta batallita de la E.G.B. porque cada vez que hay un parón en la liga, y la mayoría de jugadores del Barça se van con sus selecciones, me acuerdo de esos días en la escuela y pienso en los que se han quedado, entrenando casi de incógnito. Esta semana, además, resulta que entre los que no han ido convocados están algunos de los más listos de la clase: Messi y Piqué, por voluntad propia, y Alba por capricho de Luis Enrique.

Me imagino, pues, los entrenamientos suaves, mientras les observaba un Ernesto Valverde distendido, y me doy cuenta de que no había mejor momento para las palabras de Leo Messi en Catalunya Ràdio, el pasado lunes. El nuevo capitán fue al programa 'Tot costa' e hizo un repaso a las expectativas (altas) que el equipo tiene para esta temporada. Con un tono seguro y calmado, elogió la magnífica plantilla del Barça para afrontar las distintas competiciones (sobre todo la Champions) y de paso dejó algunos recados a Valverde, por si le apetece reflexionar un poco.

Defenderse con la pelota

¿Se acuerdan de esa divertida película de Blake Edwards, 'Víctor o Victoria'? En realidad podríamos resumir el mensaje de fondo de Messi con un titulo parecido: Arthur o Arturo. Hablando de los nuevos fichajes, Messi dijo que se quedaba con el brasileño Arthur, porque el joven de 22 años  “es muy confiable, muy seguro, y  salvando las similitudes y las comparaciones, la verdad es que es muy parecido al estilo de juego de Xavi: el de querer siempre la pelota, jugar cortito, no perderla”. Un poco después, Sònia Gelmà le preguntó por Arturo Vidal, y su respuesta también fue muy positiva, pero con matices previos. “El aficionado del Barcelona”, dijo Messi, “quiere jugadores de buen pie, nosotros estamos acostumbrados a defendernos con la pelota e intentar tener la mayor posesión durante todo el partido, pero creo que hoy por hoy jugadores como Arturo Vidal es importante tenerlos en un plantel, porque cada vez el futbol pasa más por lo táctico, por lo físico, cada vez se hacen más aburridos los partidos, sobre todo cuando vas a jugar de visitante...”.

Es decir, Arturo Vidal puede ser una solución contra el aburrimiento que crean los rivales correosos, como lo fue Paulinho, pero siempre como alternativa a un juego que precisa más del talento de Arthur. De momento Valverde nos ha mostrado un estilo continuista y prudente respecto del año pasado -con buenos resultados-, pero las palabras de Messi deberían servir también como un repaso a las señas de identidad de este equipo. Hablar de Xavi e Iniesta no debería ser un ejercicio de nostalgia, sino un recuerdo de que hubo un tiempo en que nunca nos aburríamos.

Temas: Messi

0 Comentarios
cargando