Ir a contenido

PANTALLAS

Después del final

Mikel Lejarza

Poco a poco, las plataformas de televisión de pago comienzan a tener cada una su propia identidad en un mercado repleto de ofertas . Mientras que en Movistar es el cine de estreno y el fútbol quienes definen su atractivo para los abonados; en Netflix es su capacidad de producción, que les lleva a presentar nuevas series constantemente. Pero ese parece ser el objetivo principal, porque en cuanto a calidad de producto hace tiempo que se ha convertido en un cajón de sastre en el que cabe de todo, pero en el que las grandes series no abundan en exceso, salvo contadas excepciones.

HBO, con una propuesta limitada, basa su atractivo en series que pretenden establecerse en la cima en cuanto a historias atrevidas, innovadoras y de calidad se trata. Y, ciertamente, las tiene, pero ya tampoco son un diferencial porque desde el estreno de Juego de Tronos han pasado bastantes años y quien más y quien menos, todos han aprendido. Sky y Rakuten parecen mucho menos competitivos y dan la impresión la batalla no va demasiado con ellos. Filmin al menos ofrece una buena oferta de cine clásico, cortos, series europeas  y cine independiente que le da un valor diferenciado.

La incógnita es Amazon. Al grupo de Jeff Bezos se le supone la mayor capacidad inversora de todos los participantes en la carrera y una serie de sinergias con las ventas de otros productos que hacen pensar que cuando aceleren su oferta puede hacer saltar la banca. Lo que no está claro es la velocidad que pretenden dar a su servicio de Prime Vídeo. Cuentan con buenos productos que llegan a cuentagotas, como La maravillosa Señora Maisel (ganadora del Globo de Oro); la inglesa McMafia; Goliath con el hierático Billy Bob ThorntonBosch basada en las exitosas novelas de Michaell ConnellyThe Looming Tower interpretada por Jeff Daniels o Trasnparent y Mozart in the jungle, ambas triunfadoras igualmente en los Globos de Oro. Pero aunque avanzan tanto en premios, como en abonados, aún carecen de la notoriedad de HBO y del número de abonados de Netxflix.

Persiste la duda, de cuando se decidirán a asaltar el liderazgo e incluso si pretenderán tenerlo en alguna ocasión. De momento, esta temporada cuentan con dos apuestas muy notables. Ayer se estrenó Jack Ryan, basada en el personaje que interpretara Alec Baldwin para el cine en La caza del Octubre Rojo, que posteriormente representaran Ben Affleck y Chris Pine, y que se consagró en el imaginario colectivo en el rostro de Harrison Ford. La serie de Amazon viene avalada porque el productor principal es Michael Bay (La Roca; Transformers) con Carlton Cuse, quien fuera productor de Lost. Cuenta con una producción de lujo y con John Krasinski (The Office ) en el papel del tranquilo analista de la CIA metido a héroe de acción.

Más tarde, el 2 de noviembre llegará Homecoming, del creador de Mr. Robot Sam Esmail. Está basada en un podcast del mismo nombre y la interpretará Julia Roberts. Ya ven, Pretty Women ahora trabaja para Amazon. Signo de los tiempos, ejemplo de lo que viene después del final . 
 

0 Comentarios
cargando