Ir a contenido

Ventana de socorro

Marilyn Monroe, durante el rodaje de Vidas rebeldes.

BCN

Marilyn desnuda

Ángeles González-Sinde

Los cuerpos sin ropa siguen interesando tanto como si viviésemos en la represiva sociedad de 1963 cuando la actriz se suicidó

Cuando se hace una película se suele cortar metraje, ya sean pedacitos de una secuencia o escenas enteras que al ver la narración completa se decide que no aportan. A veces sueño con componer un relato con el material sobrante de todas las películas que en un año concreto se rueden en España. Iría por las salas de montaje recogiendo esos restos para dotarlos de nuevos sentidos. El resultado sería interesante, no solo como experimento narrativo, sino como retrato melancólico de cuanto no encuentra su lugar en el mundo y sin embargo existió, aunque solo fuera por unos segundos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hace unas semanas fueron noticia, una de esas noticias irrelevantes de agosto, unos pocos metros de celuloide en los que Marilyn Monroe aparece desnuda. Se habían encontrado en casa del productor de la película 'Vidas rebeldes' que guardó los fotogramas durante décadas quizá para que no cayesen en manos desaprensivas. Por más que releía la noticia no vi su interés. No aportaba nada, ni siquiera aclaraba algo sobre su desaparición o su vida. Únicamente que se le veían los pechos. Pero ¿qué diferencia hay entre ver a Marilyn como la conocemos y en esos 45 segundos? Si hay una mujer desnuda ante todos es Norma Jean Baker, alias Marilyn Monroe. Pocos detalles hay que no conozcamos de su personalidad y carácter. Su vulnerabilidad es su mayor encanto. Quizá por eso sigue ejerciendo esa fascinación tanto sobre hombres como sobre mujeres. Yo misma en la adolescencia pasaba tardes enteras cautivada por sus fotos en la biografía que escribió Norman Mailer.

Ahora que salimos del verano y nos hemos hartado de vernos unos a otros prácticamente en cueros en playas y piscinas, me pregunto por qué la palabra 'desnudo' sigue siendo un imán. Este mismo periódico, en su edición digital, incluye bajo los titulares otra sección en la que cotidianamente se destacan distintos desnudos de mujeres en la red. Ya sean actrices, celebridades o concursantes de 'realities', parece que sus cuerpos sin ropa siguen interesando tanto como si viviésemos en la represiva sociedad de 1963 cuando Marilyn se suicidó. La pregunta es por qué y para qué.

Temas: Cine

0 Comentarios
cargando