Ir a contenido

Al contrataque

Los gorriones, la vida y 'el procés'

Xavier Sardà

¿Cuántos momentos lleva nuestro Parlament cerrado? No oigo a diputados quejándose

Los gorriones viven tres años. Los humanos que llegan a los 90 viven la vida de 30 gorriones. Que cada uno calcule cuantos gorriones-tiempo ha consumido ya. Treinta gorriones, y fuera. Desde ahora miraré a los gorriones con otros ojos.

Los lavavajillas, aunque a veces disimulen, duran una media de 12,4 años. Siendo así, si morimos a los 87 años, vivimos lo que duran siete lavavajillas. Desde ahora miraré a los electrodomésticos con otros ojos.

Vivimos lo que seis perros, lo que dos loros grises, lo que seis gaviotas, lo que 11 palomas. Desde ahora los miraré a todos con otros ojos.

Si nacemos el mismo día que una ballena de Groenlandia, cuando nos vayamos de este mundo, a ella todavía le quedará más de media vida. Viven 205 años. Desde ahora, si es que veo alguna, miraré a las ballenas de Groenlandia con otros ojos.

De todas formas, estas cifras no son exactas. Para comprobarlo, quedémonos en Barcelona para constatar que la esperanza de vida en los barrios de la gente rica es 11 años superior que la de los barceloneses que viven en los barrios con mayores dificultades económicas. ¡Once años! Algún día, si acaba el 'procés', tendríamos que volver a hablar de cuestiones sociales que, para que nos entiendan los más jóvenes, les diremos que era la "madre del cordero".

Electrones y Uranio-238

Claro que la brevedad de nuestra existencia queda más clara si la comparamos con un electrón, que vive al menos 66.000 cuatrillones de años, o el Uranio-238, que tiene una vida media de alrededor de 4,5 mil millones de años. Esto jamás lo miraré con otros ojos.

Teniendo en cuenta lo antedicho, a veces resulta insólito que en este país estemos todos tan cabreados. Ni que fuésemos inmortales.

Quizá resulta más relajante tener en cuenta que un momento es una unidad de medida de tiempo que dura 90 segundos. Fue establecida por los romanos y fue utilizada también durante la edad media. Corresponde a 1/40 de una hora o 1,5 minutos. Vamos, que de momentos sí nos quedan bastantes. Por cierto ¿Cuántos momentos lleva nuestro Parlament cerrado? No oigo a diputados quejándose. ¿Darán su sueldo a una oenegé? ¿Darán su sueldo a una escuela francesa especial para abogados?    

Ahora nos amenazan con un otoño de susto o muerte. Otra vez. Recuerdo el poema de Benedetti: "Aprovechemos el otoño, antes de que el futuro se congele y no haya sitio para la belleza, porque el futuro se nos vuelva de escarcha". El otoño es de todos, 'nois'.

Mi admirado Puigverd ha citado a Václav Havel, intelectual que fue presidente de Checoslovaquia: "Cada día tengo más dudas, incluso de mí mismo, y cuanto más enemigos tengo, más me pongo mentalmente de su parte." Ponerse en el lugar del otro no es precisamente el deporte nacional catalán.

0 Comentarios
cargando