Ir a contenido

La vuelta de las vacaciones

Libros de texto escolares.

De momento, que empiece el curso

Isabel Sucunza

El año lectivo empieza con 'La vida material' de Duras, intento no verlo como una señal de que otra vez llegaremos exhaustos de vida real al verano

Estos días leía 'Moderato cantabile', un librito de Marguerite Duras que ya hace tiempo que circula -lo escribió hace 60 años justos-, pero que, como todas las obras literarias que merecen este adjetivo, parece que hubiera sido escrito ayer.

Solo con leer la primera parte, en la que una profesora de piano intenta que un niño poco predispuesto a la música se concentre en la clase mientras desde la calle llegan sonidos que indican que algo gordo está pasando en el mundo real, me acordé de una conversación que  hace unos días tuve con alguien. Comentábamos lo cansados que habíamos acabado el curso pasado y como los dos teníamos la sensación de que habían sido unos meses intensísimos. Él dijo que eso no era solo porque tuviéramos trabajos que exigen más que una jornada completa de dedicación física y mental, sino porque también últimamente no paraban de pasar cosas extralaborales que ocupaban nuestra atención, requerían de nuestra participación y añadían, claro, cansancio extra.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El año pasado volvimos de las vacaciones con el terror en la cabeza -acababan de atentar en la Rambla- y también con un par de fechas no tan terroríficas a priori -el 11 de septiembre y el 1 de octubre- en la agenda. Nada más reincorporarnos al trabajo empezamos a comprobar que nos resultaba cada vez más difícil concentrarnos en teclear al ordenador por las noticias que nos iban llegando a través de las distintas ventanas -físicas y digitales- que nos conectaban con el mundo exterior. Salimos a la calle un montón de veces a ver qué pasaba o a intentar nosotros mismos hacer que pasaran cosas.

El curso pasado fue un curso muy largo que pasó muy rápido, por eso acabamos todos tan cansados. Este año lectivo empieza con la noticia de que la editorial Club Editor recupera otro libro de Duras: 'La vida material', en traducción de Iván Ilig. Es ensayo, esta vez: es la vida real. Yo me lo pienso leer intentando no tomarme esto como una señal de que otra vez llegaremos exhaustos de vida real al verano. No lo quiero saber aún; ya llegará.

0 Comentarios
cargando