Ir a contenido

Editorial

El Gobierno protegerá a Llarena en Bélgica

El Ejecutivo cambia de rumbo y contrata un bufete belga por la demanda de Puigdemont contra el juez instructor de la causa del 'procés'

El juez Pablo Llarena, en un curso de verano de la Complutense en El Escorial.

El juez Pablo Llarena, en un curso de verano de la Complutense en El Escorial. / Tania Tapia

Apenas tres días después de que el Ministerio de Justicia mantuviera una posición mucho más tibia, el Gobierno anunció este domingo, a primera hora de la tarde, la contratación de un bufete belga para proteger a Pablo Llarena tras la demanda presentada contra el juez del Supremo por el 'expresident' Carles Puigdemont y el resto de políticos catalanes huidos. El juez instructor del 'procés' debe comparecer en Bélgica el próximo 4 de septiembre. Es obvio que el Gobierno debe proteger a la jurisdicción española y a sus magistrados, por lo que hubiera sido deseable no haber hecho pública, hace unos días, una tibieza en el caso que provocó una tensión innecesaria, y no solo de los adversarios políticos, sino también de las principales asociaciones de jueces y fiscales.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La dura carga política de la demanda de Puigdemont, que cuestiona el cumplimiento en España de derechos fundamentales, obligaba a actuar en ese sentido, ya que va mucho más allá de que el juez dijera en una conferencia que los dirigentes encarcelados no son presos políticos, el argumento utilizado para presentar la demanda. De la misma forma, cabría esperar del juez instructor del 'procés' la máxima prudencia en sus manifestaciones para no avivar el fuego del conflicto. En paralelo al giro del Gobierno, Puigdemont le ha pedido este domingo, en una conferencia en Escocia, a Pedro Sánchez algo que sabe innegociable: una propuesta concreta que aborde el derecho de autodeterminación. El inicio del curso político se presenta agitado.

0 Comentarios
cargando