Ir a contenido

Editorial

El veto a la bicis en las aceras de BCN

Barcelona cuenta hoy con más de 200 kilómetros de carril bici y el final de la moratoria el 1 de enero del 2019 admite poca discusión

Ciclistas por el carril bici de paseo de Sant Joan.

Ciclistas por el carril bici de paseo de Sant Joan. / DANNY CAMINAL

El Ayuntamiento de Barcelona puso este viernes fecha al final de la moratoria para las bicicletas en las aceras. Desde el 1 de enero del próximo año, estará prohibido circular por ellas salvo que tengan más de cinco metros de anchura y tres de ellos queden libres, en la excepción más general. La medida se revela de una lógica que admite poca discusión cuando la capital catalana cuenta hoy con más de 200 kilómetros de carril bici, tras haber apostado por las dos ruedas en favor de una ciudad más sostenible. Lo demuestra un simple paseo por las calles barcelonesas, en las que se producen unos 200.000 desplazamientos diarios con el impulso de los pedales.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las posibles sanciones para quienes incumplan la normativa van de 100 a 600 euros, en función de la peligrosidad. Es una amenaza suficiente para que se haga efectivo el deseo del consistorio. Ahora bien, al margen de estas sanciones, seguirán siendo precisas las campañas de concienciación en pos de la mayor convivencia posible en la movilidad por la ciudad. Siempre bajo el criterio de la máxima protección para el más débil, en una escala que tiene al peatón en su peldaño inferior y al conductor de cuatro ruedas en el más alto. Las aceras están hechas para los viandantes y en las calzadas están obligados a coexistir conductores de vehículos de motor, de cuatro y dos ruedas, bicicletas y otros usuarios de nuevo cuño, como son los que pilotan la variada gama de patinetes y nuevos monociclos. 

0 Comentarios
cargando