Ir a contenido

Análisis

Un premio sin pies ni cabeza

Rafael Tapounet

La UEFA solo distingue a los mejores jugadores de las competiciones que ella misma organiza

El premio con el que la UEFA distingue cada año al mejor jugador de las ligas europeas no tiene ni pies ni cabeza. No es una opinión, es un hecho. El trofeo que se entrega al ganador en la gala anual celebrada en Mónaco es un diseño del británico Cristian Cook que representa un torso humano inspirado en una antigua estatua de un dios griego. Sin cabeza. Sin pies. Una talla de 50 centímetros de metal bañado en plata con la que su autor pretendía invocar "un sentimiento de orgullo y logro" y que reposa sobre una base de mármol negro.

No es asunto que competa a esta columna evaluar el valor artístico de la obra del señor Cook. Pero no nos abstendremos de juzgar los criterios que han empleado este año los responsables de votar a los candidatos a llevarse el trofeo. Y, la verdad, por más vueltas que le damos, no le encontramos al asunto más cabeza ni más pies que al torso plateado.

Da que pensar que en los cuatro primeros lugares no haya ni un solo campeón de Liga o de Copa

En la página web de la UEFA se especifica que el premio reconoce los méritos que los futbolistas que juegan en clubs europeos han contraído tanto en las competiciones domésticas como en las internacionales, así como en sus actuaciones con sus respectivas selecciones. Sin embargo, da que pensar el hecho de que los cuatro primeros lugares de la lista estén ocupados por jugadores que no ganaron ni la Liga ni la Copa. El Real Madrid quedó en el campeonato liguero a 17 puntos del Barça, mientras que el Liverpool sumó en la Premier 25 puntos menos (¡25!) que el Manchester City, cuyo único representante en el 'top 10' es De Bruyne, que figura en séptima posición.

Podría argumentarse que en año de Mundial es lógico que sea este torneo el que condicione las votaciones, pero ello no justifica la presencia de Cristiano y de Salah en un podio en el que, por cierto, no hay ni un solo campeón del mundo. En realidad, la única conclusión posible es que la UEFA premia solo a los mejores jugadores de las competiciones que ella misma organiza. Vamos, que podrían llamarlo Premio al Mejor Jugador del Equipo Que Gana la Champions y no notaríamos la diferencia.

Temas: UEFA Fútbol

0 Comentarios
cargando