Ir a contenido

Análisis

Madonna, en la portada de Like a virgin.

RPE

Larga vida a la reina

Imma Sust

Si tengo que escoger, yo también soy una feminista mala, no me gusta que me pisoteen y siempre seré de Madonna

No respeta las reglas. Provocadora, divertida y valiente. Con un coeficiente intelectual de 140. Cantante, escritora y compositora. Nada malo puedo decir de ella. Desde que tengo uso de razón que la sigo, la oigo, la miro y la admiro. Una mujer fuerte y tremendamente bella. Rubia o morena. Que más da. Ya firmaría para estar como ella no a los 60, sino ahora, a mis 44.

La vi por primer vez en Barcelona el 1 de agosto e 1990 en el Estadi Olimpic y aluciné cuando cantó 'Like a virgin' simulando una masturbación en el escenario. Traumatizada por la muerte de su madre a los 35 años de edad o violada cuando era una adolescente al llegar a Nueva york, Madonna nunca se ha presentado como una victima. Al contrario. Sus desgracias siempre la han hecho más fuerte y poderosa. Jamás encasillada. Ni femenina ni masculina. Es solamente Madonna.

Avanzada a su tiempo

Vegetariana desde los 15 años, ha pasado del catolicismo al judaísmo y se dice que podría convertirse al islam. Un ser absolutamente libre que lucha en lo que cree y que sobretodo cree en ella misma. Nada puede con la ambición rubia, ni siquiera el tiempo. Se reinventa cada año que pasa. Crea tendencia y nunca pasa de moda. Física y musicalmente. Imitada hasta la saciedad, a sus 60 años, sigue siendo la maldita reina del pop. Ha dejado a atrás a Bowie, a Prince y a Michael Jackson. Ha tenido los hijos que ha querido y con quien ha querido. Ha hecho siempre lo que le ha dado la real gana. Ha sido criticada, humillada, censurada y atacada. Una mujer avanzada a su tiempo. Sacó su libro 'Sex' y editó su álbum 'Erotica' a finales de siglo y la tacharon de puta y de bruja. Ella solo quería ser como Bowie, pero claro… era una mujer. Se defendió de las criticas diciendo que para ser feminista no tenía por qué negar su sexualidad.

En el discurso que dio al recoger el premio a la mujer del año 2016, otorgado por la revista norteamericana 'Billboard', dijo: "A la mierda todo. Soy otro tipo de feminista. Soy una feminista mala". Miren y oigan el discurso entero si pueden en internet. Es maravilloso. A mí, y a mis amigas del cole, las adolescentes de los 80, nos enseñó a querernos, a no tenerle miedo al sexo, a rebelarnos, a ser fuertes y a confiar en nosotras mismas. Que nadie te diga lo que tienes que hacer, lo que tienes que decir ni con quién tienes que follar.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Censurada por el Vaticano, la Pepsi y la MTV, nunca se ha dado por vencida. Amante de la contradicción y del escándalo. Nunca ha querido hacer duetos con otros cantantes y el día que lo hizo se besó con Britney Spiers. En aquel momento, parecía que la princesa le quería robar el trono a la reina, pero no fue así. Nadie le sacará jamás el sitio a Madonna. Ni siquiera Lady Gaga con su voz claramente superior. Llega tarde, Madonna siempre gana porque siempre es la primera. Icono gay, reina del pop, única e inimitable. Una auténtica diva que ostenta el récord Guinness a la artista más exitosa de todos los tiempos. Ganadora de dos Globos de Oro, no tiene estrella en el paseo de la Fama de Hollywood porque no quiere que pisoteen su nombre.

Si tengo que escoger, yo también soy una feminista mala, no me gusta que me pisoteen y siempre seré de Madonna. La amo. Larga vida a la reina. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.