Ir a contenido

ANÁLISIS

Poirot y el 'caso Real Madrid'

Antonio Bigatá

Ha aparecido un cadáver en el club blanco y puede concluirse que es el de Florentino Pérez

Todo son misterios en esta pretemporada del Real Madrid. Nadie entiende lo que está pasando, no han trascendido las claves de lo mucho que ha ido sucediendo, un hermetismo absoluto lo recubre todo porque la prensa castellana adicta come, calla, no pregunta, deja hacer y se deja hacer.

1) ¿Por qué Florentino vendió deprisa y corriendo a Cristiano Ronaldo a cambio de lo que quisieron darle y sin cobrar su verdadero precio en el mercado? Ese continúa siendo el gran tema del verano. ¿Por qué se lo sacó de encima sin tener resuelta su sustitución? ¿Por qué frustró con esta salida al madridismo racional y al madridismo apasionado?

La cuestión anterior va ligada a otro aspecto oscuro: ¿por qué se marchó CR? Parecía que su rabieta era idéntica a las anteriores y zanjable con otro incremento de sueldo. Cada vez mayor, disponiendo de un contrato largo y seguro, obligado como estaba el madridismo a seguir empleándole tras su etapa de jugador como mito blanco a lo Di Stefano por lo mucho que le debía, ¿por qué partir?, ¿por qué irse a un destino algo incierto (la Juve lleva muchos años sin éxitos fuera de Italia; es el club que ha perdido más finales de la Champions (siete), ganando únicamente dos, la última en 1996)? Hipótesis: Cristiano tuvo que ver alguna cosa dentro del Madrid que le empujó a huir.

El palco del Bernabéu durante un clásico: Margallo, Pérez, Rajoy, Bartomeu y Catalá, en primera fila 

2) ¿Por qué  Floren se ha empeñado en fichar a Courtois cuándo lo único que tenía bien cubierto era precisamente la portería gracias a Keylor Navas, un tipo que contribuyó decisivamente a conquistar la última Champions?

3) ¿Por qué huyó fulminantemente Zidane de Floren? Le pagaba lo que quería e incluso le dejó alinear a su inexperto hijo en algún partido de trámite.

4) ¿Por qué Modric ha hecho todo lo que ha podido para irse cuando quedaba convertido en la gran figura del equipo tras su extraordinaria actuación y su revalorización en el Mundial de Rusia? ¿Por qué también ha optado por marcharse Kovacic cuando podía acceder a la titularidad? ¿Por qué otros hombres-clave, como Marcelo, no disimulan que están tentados de seguirle? Nunca había pasado eso en el Madrid.

5) ¿Por  que Floren únicamente ha encontrado a un tal Lopetegui, con escasísimo currículo, corta experiencia y famoso por su nulo respeto a los contratos firmados, para entrenar al Madrid en esta encrucijada peligrosa?

Las deducciones del detective

Si le llevásemos todas estas piezas de rompecabezas a Hércules Poirot para que aclarase lo que deseamos saber gracias a las células grises de su cerebro, probablemente nos miraría con aire de suficiencia y una sonrisa como las que gasta el actor David Suchet. Y nos reuniría en el salón de la casa (blanca, por supuesto) para decirnos tal vez que parece que no hay explicación de tan sencilla que es la explicación. Es casi seguro que Poirot después dejaría caer que todo parece un crimen sin cadáver aunque la explicación es precisamente… que Florentino, a efectos del mundo del fútbol actual, es el cadáver.

Las explicaciones. Floren sabía imponerse por la cantidad de dinero de que disponía; ahora es un pobretón en relación a los señorones que dirigen los clubs de la Premier y el PSG, donde juegan sus fichajes imposibles. Floren sabía convencer a quienes deseaba contratar de los efectos positivos de declararse en rebeldía en sus respectivos clubs hasta que se los traspasasen (es  lo que ha hecho sin ir más lejos Courtois); en estos momentos ha tenido que sufrir una presión similar por parte de Modric.

La influencia sobre los árbitros y el VAR

Floren tenía una poderosa influencia sobre los árbitros; le acaban de colocar el VAR antidesmanes. Floren sabía moverse por los pasillos de la Federación Española; ésta ha sido ocupada por una especie de podemita por libre llamado Rubiales que en el caso Lopetegui  ya le ha mostrado seriedad. Floren está tan mayor y desmejorado que ha tenido que aceptar al barcelonista y cruyffista Albert Celades como segundo entrenador. Además su palco está amenazado porque la sociedad española rechaza por fin los pelotazos (y se analiza lo de su plataforma-negocio Castor, provocadora de movimientos sísmicos) y revisa los títulos (ahora los universitarios, luego quizá los deportivos) conseguidos con malas artes…

¿Les extraña en ese contexto que Poirot considere que sí que hay un cadáver o que al Madrid le conviene un relevo?




 

0 Comentarios
cargando