Ir a contenido

Las librerías

El libro que buscáis existe

Isabel Sucunza

Pocas cosas dicen más de una persona que la lista de obras que tiene arrinconadas en su biblioteca y la de las que tiene bien a mano

No me preguntéis cuántas veces, desde que abrimos la librería, amigos lectores han entrado por la puerta tendiéndonos la bolsa de libros que llevan en la mano, diciendo: "Os traigo estos libros, que tengo que hacer sitio en casa".

Nosotros no aceptamos libros en general; también son muchos los desconocidos que nos los traen, pero a estos los enviamos directamente al Mercat de Sant Antoni, donde sí que hay paradas que los compran. Los de los amigos lectores de confianza, en cambio, sí que nos los miramos: ellos nos conocen y saben cuáles son nuestros gustos y los títulos que queremos ofrecer a nuestros clientes.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Muchas veces nos encontramos con uno de los libros en la mano, preguntándoles: "Pero, hombre, ¿este no lo quieres?". La respuesta habitual suele ser que no, que hace tiempo le dio por leer cosas de aquel autor o de aquel tema del que trata el libro, pero que ahora sus intereses han cambiado y saben que no lo van a volver a leer.

"Me tengo que quitar de encima libros viejos para hacer sitio para los que vendrán", esta es una de las frases que más se repiten en este tipo de situaciones, porque las bibliotecas personales cambian prácticamente al mismo ritmo que uno mismo va cambiando. Pocas cosas dicen más del momento en el que se encuentra una persona que la lista de libros que tiene arrinconados en la última balda de su biblioteca y la lista de los que tiene bien a mano, en la mesilla o en el despacho. Pocas cosas explican tanto sobre lo que alguien ha vivido en un momento pasado de su vida y sobre el momento actual en el que se encuentra. Los libros de cada uno -los que conserva y de los que prescinde- son como el listado abierto de los temas que en distintos momentos han ocupado su mente.

Cuando nos preguntan: "¿Cómo es que acertáis tanto cuando recomendáis libros?", la respuesta es: "Cuando nos preguntáis, vosotros mismos nos estáis contando qué tenéis en la cabeza y, por tanto, el libro que en ese momento queréis leer". Nuestro trabajo consiste simplemente en saber que ese libro existe.

0 Comentarios
cargando