22 sep 2020

Ir a contenido

IDEAS

La escritora Elisabetta Gnone, en el pasado festival Celsius de Avilés.

EFE / ALBERTO MORANTE

El Celsius de las mujeres

Ricard Ruiz Garzón

Un año más, y van siete, el Festival de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror más importante de la península, el Celsius de Avilés, ha sido un éxito. Encabezado por autoras internacionales como Kameron Hurley, Becky Chambers, Lisa Tuttle, Laura Lee Bahr, Kim Lakin-Smith o Elisabetta Gnone, el certamen celebrado del 11 al 15 de julio ha destacado por su apuesta en femenino, lejos al fin de aquellas mesas en las que todo eran hombres acompañados por la ‘dama de la ciencia ficción’ Elia Barceló (que también ha asistido este año y ha llorado emocionada al ver el cambio).

El Festival de Ciencia Ficción, Fantasía  y Terror de Avilés ha destacado este año por su apuesta en femenino, resdescubriendo a autoras que son punta de lanza del género 

Así, entre miles de asistentes y junto a cientos de actos, los aficionados han redescubierto este verano a autoras que son aquí punta de lanza del género, como Susana Vallejo, Sofía Rhei, Lola Robles, Gabriella Campbell, Adolfina García, Ana Campoy, Felicidad Martínez, Aranzazu Serrano, Victoria Álvarez, Nieves Delgado o, claro, la argentina Mariana Enríquez, a cuyos libros de relatos se suma la 'nouvell'e 'Éste es el mar' (Random House) y el jugoso y mordaz retrato de Silvina Ocampo 'La hermana menor' (Anagrama).

Si un nombre ha simbolizado esta visibilización masiva de autoras y lectoras del fantástico, con todo, ha sido en el Celsius 2018 el de la profesora Teresa López-Pellisa, gran ‘tapada’ del programa pese a presentar tres libros insoslayables. Autora del ensayo sobre cibercultura 'Patologías de la realidad virtual' (FCE), la estudiosa forjada en la UAB abrió fuego en una mesa sobre antologías, en la que presentó junto a Robles su recopilación 'Distópicas y Poshumanas' (Libros de la Ballena): prueba de que, de Emilia Pardo Bazán a María Zaragoza, la ciencia ficción posee en España un canon femenino silenciado. Junto a otra antología, sobre mujeres artificiales y titulada 'Las otras' (Eolas), su otra gran aportación al festival fue 'Historia de la ciencia ficción en la cultura española' (Iberoamericana), un imprescindible estudio a 13 voces que por primera vez analiza el género, además de en narrativa, en teatro, poesía, cómic o televisión. En él, claro, se subraya a menudo el paulatino incremento de voces femeninas. Como suele decir la traductora Cristina Macía, pionera y cofundadora del Celsius: “¡Pues ya era hora, cariño!”.