Ir a contenido

Pequeño observatorio

El poder oculto de la memoria

El poder oculto de la memoria

Josep Maria Espinàs

A veces me pregunto por qué debería recordar algo concreto y no siempre me parece que el recuerdo esté justificado

La definición de 'memoria' es muy clara y muy corta: la capacidad de recordar. Pero dicho esto, aparece una gran diversidad, notable, de interpretaciones del fenómeno de la memoria. Porque el cerebro, que es la casa de la memoria, tiene muchas puertas de entrada y de salida de informaciones, y algunas nuevas y otras tan envejecidas que han decidido jubilarse de recordar.

No soy un experto en las funciones cerebrales, solo puedo observar el proceso de su decadencia. Y la diversidad de reacciones ante el proceso de la desmemoria. Con notables excepciones, la memoria se debilita como se debilita la energía física. El señor cerebro sabe qué vida quiere seguir haciendo y qué vida tiene que aceptar la jubilación. Hay quien conserva una memoria larga y admirablemente intacta. Mi cuñado, el escritor Néstor Luján, tenía una memoria extraordinaria. A veces quería confiarme una opinión y acudía a un libro. Iba directamente, y sin dudar, a un estante de su extensísima biblioteca -miles y miles de volúmenes- y al cabo de unos segundos se me acercaba con el libro adecuado a la mano.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hay quien tiene una memoria corta y quien tiene una memoria larga. Los amigos que son buenos memorizadores tienden a escandalizarse. "Es posible que no recuerdes que..." No tengo defensa posible e intentar defenderse diciendo que me acuerdo un poco sería ridículo. ¿Qué poco? Es cierto que hay memorias largas y memorias cortas. Se ha dicho de alguien, en mi tiempo: "Él tiene una memoria de elefante". Pienso que el interés por un tema puede ayudar a movilizar la memoria. Por eso se inventaron los memorandos.

A veces, contándome un hecho y viendo mi cara, me han dicho imperativamente: "Haz memoria". Y a veces me pregunto por qué debería recordar aquello. Pregunto y no siempre me parece que el recuerdo esté justificado.

Me gusta mucho lo que dicen unos versos castellanos: "Mi carta, que es feliz pues va a buscaros, cuenta que os dará de la memoria mía..." La memoria amorosa, que no quiere naufragar en la distancia.
 

0 Comentarios
cargando