Ir a contenido

Editorial

Un Mundial europeo

Las semifinales certifican el dominio de las selecciones del Viejo Continente sobre las americanas

De Bruyne se abraza a Lukaku tras la victoria sobre Brasil.

De Bruyne se abraza a Lukaku tras la victoria sobre Brasil. / Ap / Francisco Seco

El Mundial de fútbol de Rusia, uno de los más apasionantes de los últimos tiempos, afronta su recta final con las cuatro selecciones que jugarán las semifinales: FranciaBélgicaCroacia e Inglaterra. Ninguna de ellas forma parte del selecto grupo que domina la competición (eliminadas por el camino Alemania y Brasil, por ejemplo) ni tampoco figuraban, a excepción de Francia, en la terna de grandes favoritas para llevarse el trofeo. Pero haciendo gala de una enorme solidez (Francia), de gran talento (Bélgica), del mejor centro del campo de la competición (Croacia) y de fidelidad a un plan efectivo, con la ayuda de un gran goleador (Inglaterra), las cuatro semifinalistas protagonizan un cambio de guardia en el fútbol mundial.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las semifinalistas tienen en común que son selecciones europeas, con sus estrellas jugando en los mejores clubs del continente, como Rakitic (Barça), Modric (Real Madrid), Griezmann (Atlético de Madrid), Mbappé (PSG), Kane y Dele Alli (Tottenham), De Bruyne (Manchester City) y Hazard (Chelsea). Las semifinales del Mundial certifican el dominio del fútbol europeo, el más potente económica y deportivamente a nivel de clubs y también hegemónico en selecciones, después del fiasco de la Argentina de Messi, la decepción del Brasil de Neymar y Coutinho, el envejecimiento de la generación de oro de Uruguay y la eliminación de la Colombia de James y Yerry Mina. Nunca una selección americana ha ganado el Mundial en tierras europeas, y Rusia no será la excepción.

0 Comentarios
cargando