Ir a contenido

Editorial

19 millones de afiliados en la Seguridad Social

La alta precariedad del mercado de trabajo sigue siendo la deuda pendiente de la economía española

Colas en la oficina del SEPE (INEM) del barrio madrileño de Arganzuela, en el 2014.

Colas en la oficina del SEPE (INEM) del barrio madrileño de Arganzuela, en el 2014. / AGUSTÍN CATALÁN

Hace casi una década  que la Seguridad Social no contaba con más de 19 de millones de afiliados. Fue en septiembre del 2008, cuando la crisis azotaba con dureza al mercado financiero de Estados Unidos pero aún no había llegado a España, así que superar diez años después este umbral tiene un innegable componente simbólico. En la economía española, con sectores con un alto componente de estacionalidad como el turismo y la agricultura, los meses de mayo y junio suelen ser los mejores del año en términos de empleo.

Talón de Aquiles

Este junio no es una excepción: la Seguridad Social ganó una media de 91.322 afiliados (un aumento del 0,5%), su segundo mejor dato en este mes desde el 2006, hasta superar el mencionado umbral de los 19 millones de cotizantes (19.020.359). Respecto del mes de mayo, el desempleo bajó en el mes de junio en 89.968 personas, dejando la cifra de parados en  3.162.162, la más baja desde diciembre del 2008. El número de parados registrados se ha reducido en Catalunya en 15.376 personas en junio, lo que supone un descenso del 3,99% respecto del mes anterior y sitúa la cifra de desempleados en 370.192.

Incluso en el apartado de la temporalidad de los contratos --el talón de Aquiles, junto a los bajos sueldos, de la recuperación económica española--, junio arroja al primer golpe de vista números positivos: los contratos indefinidos aumentaron en el 15,9% con respecto el mes anterior, alcanzando los 192.972 nuevos contratos indefinidos registrados, el 9,39% del total. 113.690 de estos contratos fueron a tiempo completo (14,8% más que en junio del 2017), y 79.282 fueron a tiempo parcial (un incremento del 17,6%). Ahora bien, el alto número de contratos firmados (más de dos millones, lo cual viene dándose desde el 2017) es señal de que se destruyen y se crean empleos a un alto ritmo, indicador de la alta precariedad del mercado de trabajo español.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Ese sigue siendo el caballo de batalla de la economía española. Las cotizaciones a la Seguridad Social deben crecer no solo en número de afiliados, sino en la aportación, y ello es imposible con los sueldos tan bajos y el empleo de baja calidad. Siendo positivos los números de junio, la estacionalidad y la precariedad indican que los males estructurales del mercado de trabajo español siguen siendo preocupantes. Sin empleo con un alto valor añadido y un aumento del poder adquisitivo de los trabajadores, la recuperación no será plena.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.