Ir a contenido

Dos miradas

Leer testimonios de personas 'trans' es, fundamentalmente, una lección de vida. También de sufrimiento, de lucha, de reivindicación, pero, sobre todo, de vida

Podría ser sencillo. Bastaría con considerar a la persona. Respetarla en toda su complejidad. Liberarla de una uniformidad tan falsa como castrante. Sin una herencia de desprecio a todo lo que escapa de la norma. ¿Y qué es la norma? Las líneas que el poder autoritario, sea del origen que sea y en la época que sea, marca para someter a los hombres y a las mujeres y tenerlos bajo control. Qué cuerpo vale más o menos, qué uso es el correcto, cómo vestirlo, cómo vivirlo, a qué otro cuerpo es correcto que ame y bajo qué supuestos es admisible vivir la sexualidad y la procreación… Así es cómo el poder convierte a los cuerpos y, por tanto, a los ciudadanos en súbditos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Leer los testimonios de personas ‘trans’ recogidos por EL PERIÓDICO es, fundamentalmente, una lección de vida. También de sufrimiento, de lucha, de reivindicación, pero, sobre todo, de vida. “No es un tema que haya que aceptar o tolerar, sino que hay que acompañar al ser querido", así se expresaba Ali. Su pareja, después de años de matrimonio y de un hijo en común, le confesó que nunca se había sentido el hombre que su cuerpo revelaba. Después de un tiempo de confusión y asimilación, la pareja continuó unida. Más allá de los cuerpos, acallaron la herencia y supieron que solo se trataba de amor. Tan difícil, pero mucho más sencillo si todos hubiéramos sido educados sabiendo que el género y la orientación sexual no siempre se rige por las normas marcadas.

0 Comentarios
cargando