Ir a contenido

IDEAS

Video instan se traslada

Ramón de España

Reconozco que acudí con cierto complejo de culpa a la fiestecita de despedida que se celebró el pasado viernes en el mítico Video Instan de la calle de Enric Granados, que se traslada ipso facto a la esquina de Viladomat con Rosselló, aunque no festejará su inauguración hasta septiembre. Ese complejo de culpa se debe a que yo tampoco he contribuido mucho últimamente a las finanzas del primer videoclub de Barcelona, más allá de pagar mi modesta cuota de abonado. Como tantos otros, he caído en manos de las plataformas de streaming, y las visitas prácticamente diarias al Video Instan de tantos años, especialmente en la era VHS, han ido languideciendo paulatinamente, contribuyendo así a que los responsables del negocio no puedan hacer frente al alquiler desquiciado -¡una subida del 250 % sobre la renta habitual!. Preparémonos para un nuevo Mango u otro Yamamay- y deban trasladarse a un rincón más asequible del Eixample.

Para despedirse como Dios manda de su selecta parroquia, la heredera del negocio, la optimista vocacional Aurora Depares -conocida durante años como Aurora hija, pues Aurora madre también rondaba por allí y es una señora adorable que ejercía de alegre contrapunto a su marido, don Jenaro, caballero correctísimo, aunque de natural adusto- montó un coloquio en torno a 'La librería', de Isabel Coixet, con presencia de la directora.

Video Instan es toda una institución en esta ciudad pero Colau prefiere subvencionar clases de 'twerking'

No había sido una elección al azar. Como nos explicó Aurora, su identificación con Florence Green, la protagonista de la película, era total y absoluta. También ella se ve -y no le falta razón- como alguien que solo pretende sacar adelante un negocio cultural y observa que lo tiene todo en contra. En el caso de Aurora, no se trata de la maldad gratuita de unos provincianos, sino de la evolución del mercado y el derecho de los propietarios a lucrarse con sus inmuebles. Alguna ayuda del ayuntamiento no habría venido mal, pues Video Instan es toda una institución de esta ciudad, pero la peculiar política cultural de la administración Colau prefiere subvencionar clases de 'twerking', como se ha sabido recientemente.

Video Instan sobrevivió a la época en que los videoclubs caían como moscas y estoy seguro de que lo hará en su nueva localización. Siempre hay alguna peli que no figura en ninguna plataforma y que allí la tienen.

0 Comentarios
cargando