Ir a contenido

Editorial

'Marca Sónar' y 'marca Barcelona'

La complicidad entre el exitoso festival y la ciudad de Barcelona es necesaria y beneficiosa

Una imagen del público del Sónar.

Una imagen del público del Sónar. / FERRAN SENDRA

Sónar, el festival que aúna desde hace 25 años en Barcelona la música, la tecnología y la creatividad ha vuelto a superarse en esta edición de aniversario, con 126.000 visitantes, de los que cerca de la mitad continúan siendo extranjeros. Además del público, hay otras cifras que certifican la consolidación y el éxito de la iniciativa de la 'marca Sónar', como el hecho de que en esta edición hayan acudido 6.000 profesionales, más que nunca, 3.300 empresas y entidades y 4.000 personas que han asistido a las conferencias. Incluso más, el sello del Sónar dará la vuelta al mundo los próximos meses en las sedes paralelas de Buenos Aires, Bogotá, Estambul, Hong Kong y Reykiavik. Todo ello hace pensar que el fenómeno incluye valores intangibles que desde su creación, en 1994, ha ido conformando una experiencia de modernidad cultural y social única, sumando fieles, ya de varias generaciones, y poniendo la 'marca Sónar' como referencia internacional.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La ciudad de Barcelona-también moderna, cosmopolita y con marca propia- y el Sónar se retroalimentan. Los dos cuentan con el mejor márketing, pero ninguno es un producto de márketing. Es de confiar en que el provechoso maridaje se mantenga. En este sentido, no resulta conveniente para el festival el "excepcional" cambio de fechas para el próximo año, forzado por una gran feria textil, pero sería bueno que en el futuro se busquen alternativas con una complicidad que es necesaria y beneficiosa.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.