Ir a contenido

Sondeo del GESOP

El cambio de Pedro Sánchez

Javier Lizon

El cambio de Pedro Sánchez

Àngels Pont

El nuevo Gobierno ha supuesto un respiro, pero ahora hay que ver si se divisa una nueva época en la política española

Pedro Sánchez y los socialistas han logrado poner un aliento de esperanza ante una situación política que cada día se percibía como más degradada. Así lo pone de relieve la encuesta encargada por EL PERIÓDICO para medir el efecto del cambio de Gobierno en España. Hace dos meses ya destacábamos que el 85% de los españoles deseaban un cambio; por tanto no es de extrañar que este haya producido un cierto alivio en el estado de ánimo de la ciudadanía. La mayoría se muestra de acuerdo con el cambio y valora positivamente el nuevo Ejecutivo. Además, la presencia mayoritaria de mujeres en el Ejecutivo ha producido un efecto muy reconfortante entre la mayoría de mujeres y entre los hombres: La medida es bien valorada incluso por el electorado de las formaciones que no apoyaron la moción de censura.

El aliento de esperanza que ha supuesto este cambio se ha traducido instantáneamente en un cambio de las expectativas electorales. El PSOE lidera la intención de voto, incrementa la fidelidad de su electorado y recupera votantes que habían ido a otras formaciones. Pedro Sánchez es el político mejor valorado y, por primera vez, lo que recibe una nota más alta de sus propios votantes. Es como si los viejos y los nuevos socialistas hubieran recuperado el orgullo de decir que lo son. Y la fuerza política que sufre más las consecuencias es Unidos Podemos. Los votantes o simpatizantes de esta formación están tan o más contentos con el cambio de Gobierno que los socialistas y el valoran casi en los mismos términos. Este electorado aprueba Pedro Sánchez y más del 20% dice que si ahora hubiera elecciones, votaría al PSOE.

Caída del CS y a la espera del PP

Al otro lado, Cs es el partido que sufre más las consecuencias demoscópicas. Los que le apoyaban hasta ahora ya no lo tienen tan claro, aumentando la indecisión entre sus votantes, y algunos que habían venido del PSOE se le vuelven. Así, respecto a hace dos meses, la fidelidad entre los votantes de Ciudadanos se ha reducido casi 25 puntos y se duplica la transferencia de voto hacia otras formaciones, básicamente hacia el PSOE. También se reducen los votos que recibía de otros partidos y de la abstención. No se puede olvidar que sus expectativas a corto plazo están ligadas a lo que pueda pasar al PP, ahora sin candidato y relativamente desaparecido por esta misma razón en las encuestas. No es de descartar que el congreso del PP de julio sea un nuevo golpe para la formación naranja, si el partido hasta ahora en el Gobierno logra salir con una imagen renovada. En menos de dos meses, Cs podría pasar de tenerlo casi todo al alcance a volver a la casilla de salida.
 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sabemos, y los hechos nos lo ponen de relieve, que han cambiado los ritmos y las velocidades, pero no sabemos si las convulsiones que se producen en el escenario político actual, tienen que ver con esta dinámica o son el resultado del sufrimiento y la degradación de la vida política, social y económica de los últimos 10 años. El cambio, como ponen de relieve los datos, ha supuesto un respiro. Ahora hay que ver si se divisa, finalmente, la llegada de una nueva época en la vida política española.