Ir a contenido

IDEAS

Julio Verne.

Julio Verne 'reloaded'

Ricard Ruiz Garzón

A diez años de su bicentenario, Verne parece arreciar a 20.000 leguas por hora. El francés, a quien seguimos por aquí llamando Julio (claro que también llamamos Miguel a su Strogoff) no deja estos días de materializarse en decenas de novedades, algunas de las cuales protagonizan cubiertas y escaparates. Así ocurre, por ejemplo, en los números 3 y 4 del proyecto GraphiClassics, que ha alcanzado las 500 páginas dedicadas al autor de 'La isla misteriosa' con artículos de Alberto Manguel, Fernando Aramburu Juana Salabert, e ilustraciones de Rebecca Dautremer, David Pintor o Miguel Calatayud.

A diez años del bicentenario del autor de 'La isla misteriosa' sus libros y los libros sobre él arrecian a 20.000 leguas por hora en librerías

Junto a este imprescindible, que se suma a la conocida biografía de Herbert Lottman para Anagrama, hay otros títulos de un fenómeno que el también estos días de aniversario César Mallorquí anticipó un lustro atrás con sus premios Edebé y Nacional 'La isla de Bowen'.

El más destacado es 'Viaje al centro de la mente', una selección de ensayos literarios y científicos del nantés en edición y traducción de Mauro Armiño para Páginas de Espuma. La miscelánea, con un jugoso texto sobre Poe y revelaciones sobre el Capitán Nemo, refleja bien la sentencia verniana por la cual todo lo que pueda imaginarse será hecho realidad. Prueba de ello es 'La vuelta en mundo en 72 días', de la coetánea de Verne Nellie Bly, que Capitán Swing acaba igualmente de lanzar: en el libro, entre otros textos de la popular reportera, aparece su célebre viaje, récord incluido, a imitación del de Phileas Fogg.

También homenaje a Verne, del título a su pasión por la curiosidad y el camino, es la nueva novela del barcelonés Jaume Benavente'L’home que llegia Miguel Strogoff' (Més Llibres), y aún más que ella la serie infantil 'Las aventuras del joven Jules Verne', publicada con seudónimo por Destino y camino ya del octavo volumen. Y todo, por supuesto, sin que falten a la cita colecciones, recuperaciones y reediciones de la talla de la ilustrada por Agustín Comotto para Nórdica 'Veinte mil leguas de viaje submarino'.

No hay buena excusa, ya lo ven, para no leer a Verne, o sobre Verne.

O solo hay una: estarlo releyendo.

Temas: Libros

0 Comentarios
cargando