Ir a contenido

EL ARTÍCULO Y LA ARTÍCULA

Cómo defeca un ministro

Cómo defeca un ministro

Juan Carlos Ortega

Hay gente a la que le parece mal que Pedro Duque sea ministro. ¿Ustedes lo entienden? Yo no, por mucho que lo intento. Y lo más incomprensible es la argumentación utilizada para ello: que si es un nombramiento mediático, que si sabrá mucho del espacio pero nada de gestión. Ya saben, esas cosas que dice la gente en las tertulias para rellenar minutos interminables. Yo, de verdad, solo veo ventajas. Por fin alguien comprometido con la ciencia, que la conoce y la ama. Y es este último verbo, amar, lo que sin duda logrará que el nuevo ministro lleve a cabo su labor con eficacia.

Quien adora la ciencia y su método, sin duda, se desvivirá para conocer la manera de gestionarla con eficacia

Se ha dicho siempre que conocer es amar, pero si se fijan bien también es cierto su contrario. Amar es conocer. Quien adora la ciencia y su método, sin duda, se desvivirá para conocer la manera de gestionarla con eficacia. Y Pedro Duque siente reverencia por la ciencia y los científicos.

Conferencia en la Fundación Juan March

Todos los que le hemos seguido, quienes hemos leído sus opiniones, lo sabemos. Les recomiendo que escuchen una magnífica conferencia que dio hace ya algún tiempo en la fundación Juan March. Es fácil encontrarla en cualquier plataforma de 'podcast'. Pongan en Google «Juan March» y «Pedro Duque» y allí descubrirán a un científico con sentido del humor, fresco, jovial, inteligente y tremendamente honesto. Y, además, oirán algo fascinante y divertido: la manera que tenía el ministro de defecar en el espacio, cuando su cuerpo estaba libre de la fuerza de la gravedad y las cosas no iban a parar donde uno tenía previsto. Lo cuenta con tanta gracia, con tantísima naturalidad y ternura, que es imposible no experimentar un flechazo de simpatía por el astronauta.

Lucha contra las pseudociencias

Otra gran maravilla de Pedro Duque es su posición clarísima en la lucha contra las pseudociencias. Los amantes de los misteriosos embustes deben de estar temblando desde la cabeza hasta los pies, y con razón. A los homeópatas se les debe de haber quedado el rostro muy preocupado porque o mucho me equivoco o este hombre va a intentar por todos los medios dejar claro lo que es ciencia y lo que simplemente lo parece.

Tú dame a Pedro Duque y, si quieres, pon a Belén Esteban en el Ministerio de Cultura

El ministerio de Duque es sin duda el más importante, aunque mucha gente ingenuamente crea que los prioritarios son otros. La ciencia es la base de todo, lo que nos puede salvar y lo que lo hará si se gestiona con eficacia. Yo confío en este astronauta fuerte y delgado, y me importa muy poco el motivo por el cual haya sido elegido para su cargo. ¿Es para quedar bien? Maravilloso. Aprovechémoslo. ¿Porque el hombre es mediático? Estupendo. Me importa un pimiento la razón, porque me entusiasma el resultado. A cambio de su nombramiento, me trago sin analizar el de los otros ministros. Tu dame a Pedro Duque y, si quieres, pon a Belén Esteban en el Ministerio de Cultura. Me compensaría, de verdad. A mí y creo que a todos nosotros. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.