Ir a contenido

ANÁLISIS

Piqué e Iniesta, en un entreno de la Roja.

¿Quién puede ganar el Mundial?

Axel Torres

Ocho selecciones, entre las que sobresalen España, Francia, Brasil y Alemania, aspiran al trono

32 selecciones juegan el Mundial, pero las candidatas reales a ganarlo son menos. ¿Cuántas? Se suele situar a Alemania, Brasil, España y Francia en un primer escalón de favoritismo, sin descartar jamás ni a Argentina ni a Portugal (tienen a Messi y a Cristiano).

Tampoco sería una sorpresa mayúscula que lo ganara Bélgica (aunque sus posibilidades son bastante menores que aquellas que parece entregarle una expectativa elevadísima que en realidad la perjudica). Inglaterra, por ser Inglaterra, puede cerrar el grupo de posibles campeones (pese a llevar el equipo de perfil más bajo de los últimos torneos, o quizá precisamente debido a ello: nadie cuenta con que hagan algo grande y la presión es menor). Entonces, nos salen ocho equipos que pueden ganar (o que si ganan no nos van a obligar a escribir que hemos asistido al mayor milagro de todos los tiempos, como cuando Grecia levantó la Eurocopa 2004).

¿Solo ocho? Uruguay es Uruguay: siempre se rebela, tiene a Suárez y nadie les supera en orgullo. Colombia posee una generación interesante que ha competido a ese mismo nivel en las eliminatorias. México es una gran nación futbolística y lleva demasiado tiempo rozando las últimas rondas.

La mejor línea defensiva del Mundial

Casi todas las europeas que no hemos citado se pueden cargar a las favoritas a un partido. Marruecos, Irán y Egipto deberían sorprender con la mezcla de su talento local y la organización que les han aportado reputados entrenadores extranjeros. Pero cuesta abrir el abanico de aspirantes más allá de esos ocho (alguien me dirá, con razón, que por qué Inglaterra sí y Uruguay no; y mi respuesta solo podrá basar sus argumentos en cuestiones instintivas, casi de educación futbolística muy personal, de consumos e inquietudes particulares).

¿Y entre esas ocho quién? A mí el equipo que más me gusta es España. Es el más completo. Su línea defensiva Carvajal-Piqué-Ramos-Alba es la mejor del Mundial, y ya no digamos si ampliamos esa estructura al portero De Gea y al medio centro Busquets. Su generación de juego, su capacidad para mover la pelota, no tiene parangón. Y si Costa está al nivel que ha mostrado en su carrera de clubs (que está por ver y admito que no lo hemos visto aún con la selección), el once no tiene fisuras y encima posee muchas alternativas en el banquillo.

Francia asusta

De los rivales, el que más me asusta es Francia. Con Varane-Umtiti, su pareja de centrales sólo es inferior a la española (y el dominio de las áreas es fundamental en los torneos cortos). Griezmann llega al Mundial en su momento de mayor madurez futbolística, asaltando el podio de los mejores del planeta. Mbappé y Lemar le dan desequilibrio, vértigo y exquisitez. Y su centro del campo es pura potencia física y enorme dinamismo (aunque es verdad que quizá se repite demasiado ese perfil y nadie puede cambiar de registro si es necesario).

Alemania creo que le va a costar más (siempre cuesta más cuando vienes de ganar). Brasil posee con Tite la mentalidad necesaria, aunque quizá se atasque algún día. Y Argentina, como siempre, va a ser lo que Messi pueda.

0 Comentarios
cargando