Ir a contenido

Edtiorial

'Top manta', entre el agravio y la dignificación

Urge encontrar pactos que eviten la ilegalidad que perturba a quienes pagan sus impuestos y la exclusión social de los manteros

'Top manta', entre el agravio y la dignificación

FERRAN NADEU

De la misma manera que, en otras ocasiones, entidades agrupadas en torno a la Fundació Barcelona Comerç o Barcelona Oberta hicieron oír su voz para protestar contra la presencia de vendedores ambulantes en la ciudad, ahora ha sido la Plataforma de Afectados por el Top manta quien ha pedido una respuesta efectiva del ayuntamiento ante unas irregularidades que afectan, en mayor o menor medida, a la viabilidad de sus negocios, especialmente en la época veraniega. Es una historia que se repite cada año, y más en estas fechas: una confrontación entre los legítimos intereses de comerciantes y hoteleros y la innegociable salvaguarda de los derechos de las personas que se ven obligadas a la venta callejera irregular para subsistir, en condiciones precarias y sin ningún tipo de protección.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los afectados reclaman "prevención y no represión", pero con un criterio diferente del que ha regido buena parte de una política municipal, que ha oscilado, en los últimos tres años, entre una inicial permisividad, un posterior endurecimiento y una continua acción por conseguir la reinserción de los vendedores a través de distintos proyectos sociales. Prevención, para unos, significa desplegar a las fuerzas del orden para que eviten la expansión del comercio ilegal. Para otros, poner en marcha mecanismos que favorezcan la regularización de los inmigrantes con propuestas integrales y de inclusión laboral. A las puertas del verano, urge encontrar pactos que eviten, a un tiempo, la ilegalidad que perturba a quienes pagan sus impuestos y la exclusión social de los manteros.