Ir a contenido

IDEAS

Amadeu Cuito

Clásicos o efímeros

Xavier Bru de Sala

Probablemente, Amadeu Cuito es el último representante de una antigua manera de vivir y entender el catalanismo, desde la cultura, el liberalismo y la acción política. Esta Catalunya que tantas veces ha fracasado, la que rechaza la sumisión pero no renuncia a reformular España.

Antes de dilucidar si con el giro, no copernicano pero giro, de la política española se presenta, por fin, una verdadera oportunidad de entendimiento, conviene repasar las memorias de su abuelo, Amadeu Hurtado y las del gran amigo de la familia, Eugeni Xammar. La sensibilidad unida a la capacidad de acción que se respiraba en Acció Catalana, es la gran clave, desconocida o malinterpretada, del primer tercio del siglo XX.

Probablemente, Amadeu Cuito es el último representante de una antigua manera de vivir y entender el catalanismo, desde la cultura, el liberalismo y la acción política

No volverá de ninguna manera si quienes podrían sintonizar con ella no repasan la lista de libros indispensables que Cuito, aún adolescente, solicitó al inmenso Claude Simon, otro buen amigo de la familia. Quien quiera seguir este hilo encontrará un resumen, aderezado con consideraciones de calibre, alrededor de la página 80 de las Memòries d’un somni, de Cuito, publicadas siete años atrás por Quaderns Crema.

He aquí las dos premisas imprescindible. Cultura universal, vasta y bien digerida, para mantener la mente abierta. Fidelidad, o si lo prefieren persistencia. Después se puede discutir si es mejor la actitud irreductible, rebelde, de Jaume Bofill y todo el grupo que apuñaló a Cambó (de cara) o si más vale someterse y tratar de sacar provecho del servilismo.

Pero antes de discutir debe pertenecerse al club, se ha de haber culminado el esfuerzo de forjar con los clásicos de esta lista o la del propio Pla. El problema no es de actitud sino de grosor. Todo el mundo abre la boca sin el mínimo trasfondo. A nadie le importa, pero se están cargando el país desde dentro. Lo que nos puede convertir en efímeros no son los errores, es la orgullosa exhibición de analfabetismo de los nuevos salvadores de Catalunya.

0 Comentarios
cargando