Ir a contenido

Editorial

El fenómeno del Primavera Sound

La gran cita del Fòrum llega a su mayoría de edad y lleva años consolidada en la superliga de festivales musicales internacionales

Van Morrison, en la jornada de clausura del festival del pasado año.

Van Morrison, en la jornada de clausura del festival del pasado año. / FERRAN SENDRA

Un total de 14 escenarios y más de 200 actuaciones musicales programadas hacen del Primavera Sound un macrofestival que pone a Barcelona en la gran liga de las citas musicales de todo el mundo. Llega a la mayoría de edad, con su 18ª edición, aunque ya lleva años de éxito continuado. Sin ir más lejos, el festival del 2017 se cerró con un récord de más de 200.000 espectadores, a lo largo de sus tres días y medio de duración, procedentes de 125 países, lo que dio una mayoría de público extranjero (el 55%). La marca Barcelona ejerce un atractivo incuestionable con fenómenos como el Primavera Sound, o el Sónar una semanas después.

El festival, nacido en el 2001 en el Poble Espanyol, encontró con su traslado al Fòrum en el 2005 el escenario adecuado para su crecimiento. Esa expansión se materializa en un presupuesto superior a los 14 millones de euros, que depende sobre todo de la venta de entradas. El cambio de sede significó, además, hallar de rebote el mejor uso posible para un controvertido espacio urbano barcelonés. Y es que el éxito del Primavera Sound está motivado, entre otras explicaciones, por sus propias dimensiones. Esas más de 200 actuaciones suponen una oferta abrumadora a la que poca resistencia cabe oponer. Y entre las propuestas de este año se hallan curiosidades como la que protagonizará Amaia, la cantante navarra surgida de 'OT' y que representó a España en Eurovisión. El Primavera es una enorme ventana abierta a todas las fronteras musicales.

0 Comentarios
cargando