Ir a contenido

Dos años más de Rajoy

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno.

JOSEP LAGO

Egoísmo en la oposición

Joaquim Coll

Cs tiene pánico a entregarle el poder a Sánchez y el líder del PSOE teme el triunfo de Rivera si acepta acelerar las elecciones

La sentencia del 'caso Gürtel' confirma lo que ya intuíamos: la corrupción corre por las venas del PP. Y eso que todavía hay pendientes varios juicios más relativos a otras piezas de la misma galaxia delictiva, como los famosos papeles de Bárcenas, donde quien fue el extesorero de los populares anotó los pagos en dinero negro a sus dirigentes, incluido a "M. Rajoy". Si el presidente del Gobierno conservase un mínimo de ética política, hubiera dimitido hace mucho tiempo. Pero Rajoy piensa que peor que su molicie corrupta es el egoísmo cortoplacista de los partidos de la oposición. Por desgracia, esa es hoy la actitud tanto del PSOE como de Cs. Es incomprensible que no sean capaces de ponerse de acuerdo ante un escenario tan grave priorizando el interés general. Para empezar es un error que Pedro Sánchez corriera el viernes a presentar una moción de censura llena de incógnitas y cuyo éxito no está asegurado. Mucho más lógico hubiera sido iniciar una ronda rápida de conversaciones para consensuar una agenda política y un calendario electoral que diera satisfacción a unos y otros. Todo lo que había ganado en los últimas semanas el líder socialista con su gira europea contra el separatismo y la xenofobia de Quim Torra, lo perdió el viernes por las prisas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

De nuevo se ha impuesto el tacticismo. Si el año pasado Pablo Iglesias presentó una moción de censura más para señalar al PSOE que para echar a Rajoy, ahora Sánchez plantea lo mismo para dañar la imagen de Albert Rivera, que solo apoyará una moción para convocar elecciones cuanto antes. Mientras Ciudadanos tiene pánico a entregarle el poder un tiempo a Sánchez por si saliese reforzado en las encuestas, los socialistas se oponen a ir rápidamente a las urnas porque temen que la formación naranja sería hoy la fuerza ganadora. El viernes Rajoy se fumó un puro tras el infarto judicial del jueves, porque sabe que la iniciativa de Sánchez está condenada al fracaso. El resultado de tanto regate corto en la oposición será tener que aguantar otros dos años al Gobierno más inútil y vago desde 1977. Al final tenemos el Rajoy que nos meceremos.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.