Ir a contenido

ANÁLISIS

Las sumas y restas del Barça

JOSEP LAGO

Las sumas y restas del Barça

Antonio Bigatà

Cualquiera que tenga a mano lápiz y papel, que sepa sumar y restar, en cinco minutos llegará a la conclusión de que este verano el Barça tendrá que hacer muchísimos números para que le cuadren las cuentas. Todos estamos contentos por la merecida mejora del contrato de Busquets. Sólo los ingenuos ignoran que con una plantilla tan descomunalmente buena si no hay un Abramovich que pueda tapar agujeros o un estado petrolero como Qatar dispuesto a prestar a fondo perdido todo el dinero que haga falta, es un éxito conservar los mejores futbolistas actuales, esos que posiblemente no corresponden a lo que pagamos cuando renovamos el carnet.

Que cuando vuelvan a empezar la Liga y la Champions continuemos teniendo a Messi es bestial y suscita la envidia de todos. Y que le sigan acompañando tipos del valor de Ter Stegen, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Rakitic, Sergi Roberto y Luis Suárez, por citar a los que además deberían cobrar una prima por antigüedad, es sensacional.

Dejando de lado que Messi es el mejor fichaje de cada año, pescar ahora a Griezmann y quizá Lenglet, ese central del Sevilla -de donde han llegado tantas figuras rentables- para apuntalar esa defensa que cruje  por los años de Piqué y las frecuentes lesiones de Vermaelen, redondearía de forma extraordinaria la plantilla.

Porque las otras verdaderas incorporaciones para la próxima temporada deben ser las explosiones al 100% como futbolistas cósmicos de Coutinho y Dembelé y la confirmación de la línea de progresión en los últimos meses de Semedo. Con todo eso hay por delante un gran Barça capaz de competir por todo con los grandes clubs europeos que tienen más dinero.

Dinero y 'handicaps'

En todo caso la duda es que el dinero 'blaugrana' llegue para pagarse tanto lujo después de romperse el modelo de antes, con cuatro o cinco canteranos muy válidos para el papel de reservas y que además rebajaban el coste del conjunto del presupuesto. Otro 'handicap' es lo mucho que le cuesta al Barça desprenderse de los jugadores caros poco idóneos.

Al suplicio de la larga agonía inoperante de Arda Turan se le suma la incógnita de lo que podrá amortizar con las previsibles salidas de André Gómez y Aleix Vidal. Con todo eso encima de la mesa, ¿saldrán los números?. Al barcelonismo le brota cierto sudor frío cuando piensa en el coste de las renovaciones millonarias, las caras contrataciones previstas y, como telón de fondo, la operación de rehacer el Camp Nou.

La fila de los mirones

Con este panorama los seguidores del Barça este verano tendrán que alinearse en las filas de mirones que seguirán con atención pero desde lejos el probable movimiento masivo del 'Mercato', ahora e inmediatamente después del Mundial de Rusia. Muchos grandes jugadores internacionales huelen a traspaso, como Hazard, Harry Kane o Eriksen; se estará en vilo a la espera de como acaba este nuevo verano de culebrón con Neymar; se desconoce lo que podrá hacer Florentino (aunque su famoso palco de los negocios va perdiendo protagonistas a medida de que van dictándose fallos judiciales por irregularidades económicas), Guardiola y Mourinho sacarán sin duda algunos nuevos ases de la manga... 

En cualquier caso el barcelonismo será, insisto, un simple mirón de todos esos movimientos. Pero si suma a su proyecto a Griezmann , y ya no digamos si suma asimismo a Lenglet,  no podrá quejarse. Porque los que verdaderamente se quejan con razón son los grandes clubs del planeta que desean y no consiguen fichar a varias de las grandes estrellas del Camp Nou, y ese es el gran éxito del Barça en el 'Mercato'.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.