Ir a contenido

EDITORIAL

Macrooperación anticorrupción en la Diputación de Barcelona

Catalunya no es inmune a la corrupción y, respetando la presunción de inocencia, toda operación destinada a combatirla merece ser aplaudida

Agentes de la Policía Nacional entran en la sede de la Fundació CATmón.

Agentes de la Policía Nacional entran en la sede de la Fundació CATmón. / RICARD FADRIQUE

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía y la Fiscalía Anticorrupción lanzó el jueves una macrooperación por los delitos de malversación, prevaricación, negociación prohibida al funcionario público, falsedad y fraude en subvenciones de la Diputación de Barcelona destinadas a la cooperación internacional entre los 2012 y 2015. La investigación se centra en un fraude en subvenciones a través de diferentes entidades por un valor de al menos dos millones de euros. Fue una macrooperación con 14 registros y 29 detenciones por unos supuestos delitos que se remontarían a la época en que Salvador Esteve (CiU) era presidente de la diputación y que beneficiarían a entidades afines a la antigua Convergència.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El partido nacionalista, pues, vuelve a verse inmerso en una investigación judicial vinculada a la corrupción.  No se trata, como durante la macrooperación se dijo por las redes sociales, de un golpe a personas o entidades vinculadas al independentismo. Ya en el 2016 la CUP y el sindicato CGT denunciaron ante la Oficina Antifrau de Catalunya presuntos desvíos de fondos de la diputación destinados a la cooperación internacional a empresas y patronales sin experiencia en el sector. Se trata de una investigación contra la corrupción, una lacra sobre la cual muchos en Catalunya no pueden dar demasiadas lecciones. Catalunya no es inmune a la corrupción y, respetando la presunción de inocencia, toda operación destinada a combatirla merece ser aplaudida.

0 Comentarios
cargando