Ir a contenido

DOS MIRADAS

Uno de los amigos de Sánchez-Mazas y Agustín de Foxá hace casi un siglo decía lo mismo que Rivera

Hace unos años, cuando Ciudadanos empezaba a asomarse como fuerza emergente, un conocido mío que fue uno de los fundadores de la formación reía sardónicamente (siempre ha sido su manera de reír) mientras contemplaba el éxito electoral. "Creamos un pequeño monstruo", me dijo, "y ahora está creciendo y me hace gracia ver cómo se convierte en un señor monstruo".

Mi interlocutor contemplaba el espectáculo - donde ya se podían percibir los tics ampulosos y ultranacionalistas que ahora llegan al paroxismo - con la convicción de que asistía al nacimiento de una ola imparable y quizás con la pretensión oculta de pasar a la historia con los mismos honores que Sánchez-Mazas o Agustín de Foxá.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Debe de estar contento, después de haber visto como Albert Rivera, inflamado de patriotismo rancio, implosionaba de españolidad y argumentaba, en uno de los actos más supremacistas y nacionalistas que he visto nunca, que "lo mejor para curar el nacionalismo es recorrer los rincones maravillosos de España".

España, unida, fuerte, resuelta

Uno de los amigos de Sánchez-Mazas y Agustín de Foxá hace casi un siglo decía lo mismo que Rivera: "Basta de izquierdas y de derechas. De egoísmos capitalistas y de indisciplina proletaria. Ya es hora de que España, unida, fuerte, resuelta, recobre el timón de sus grandes destinos". En la Lección de José Antonio a los niños, publicada en 1938, podemos leer: "José Antonio no ha muerto, niños; es una lección viva que nunca podéis olvidar ". Pues eso.

0 Comentarios
cargando