Ir a contenido

MIRADOR

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, de visita en Girona este sábado.

RUBÉN MORENO GARCÍA (EFE)

Sentido de Estado, caballeros

Antón Losada

Rajoy, Torra, concéntrense en la palabra que comparten: diálogo; es su trabajo y su responsabilidad

Todos podemos hacer política. No hace falta ser rico, ni listo, ni guapo, ni siquiera se requiere responsabilidad o criterio. Se puede hace política con frivolidad, oportunismo o temeridad y una democracia consolidada sabrá cómo aguantarlo. Esa es su grandeza. Todos podemos hacer política, pero la política de Estado es solo para adultos. Exige sentido de Estado, responsabilidad, coraje para tomar decisiones que ni los tuyos entenderán y paciencia para aguantar una enorme presión hidráulica.

Se puede hacer política en Catalunya y convertir todo cuanto suceda en un dramón griego, un melodrama inglés, una tragicomedia francesa o una comedia italiana porque todo cuanto sucede se presta. Pero Catalunya y España no necesitan más creatividad. Necesitan política de Estado y políticos adultos dispuestos a asumir los riesgos y la gran responsabilidad que conlleva un gran poder. Es su hora, caballeros.

España necesita un presidente del Gobierno con sentido de Estado, que entienda que no resulta razonable ni útil esperar que el nacionalismo catalán olvide su programa de gobierno, a sus presos y a sus votantes y administre la recuperación del autogobierno como un acto de capitulación, que hay determinados discursos y gestos simbólicos que debe y necesita ejecutar. España necesita un presidente que sepa ejercer la prudencia que demanda una política de Estado, evitando caer en provocaciones y estériles disputas tacticistas porque lo importante es el resultado final; también precisa de un presidente capaz de aguantar los apremios de quienes se mueven solo por interés electoral, o entienden que el uso del 155 fue el arma que les dio la razón y la victoria y solo debe levantarse cuando en el Palau de la Generalitat resida uno de los suyos.

Recuperar el autogobierno, la prioridad

Catalunya necesita un 'president' con sentido de Estado, que comprenda que la prioridad ahora pasa por recuperar el autogobierno para ejercer la acción política, que restituir no es recuperar y lejos de agrupar divide aún más a los suyos. Catalunya necesita un 'president' que puede y debe defender su programa de gobierno y la suerte de los presos entendiendo que hay cosas que ningún presidente del Gobierno de España puede y debe aceptar porque quebrarían los principios de la institución que representa; también necesita un 'president' que sepa aplicar la contención que demanda una política de Estado, capaz de tomar esas decisiones que ni los suyos comprenderán, ni los demás le van a reconocer.

No se puede hacer política de Estado sin sentido de Estado y sin reconocer los límites del otro. El 'president' ha hecho y dicho aquello que seguramente debía para legitimar su elección ante los suyos. El presidente ha marcado el límite de lo que un Gobierno de España puede aguantar: ni presos, ni huidos. Torra ha pedido diálogo sin límites ni condiciones. Rajoy ha ofrecido diálogo dentro de la ley. Demuestren sentido de Estado y concéntrense en la palabra que comparten: diálogo; es su trabajo y su responsabilidad.