Ir a contenido

EDITORIAL

La violación de la intimidad de la víctima de 'La manada'

Las webs que desvelan datos sobre la chica deben ser cerradas de inmediato

Ángel Boza (primero por la izquierda), junto al resto de la Manada.

Ángel Boza (primero por la izquierda), junto al resto de la Manada.

La resolución judicial del 'caso La manada' provocó una amplísima reacción contraria. Durante el el juicio ya se pareció entrever que se consideraba más necesaria la protección de la intimidad de los miembros de 'La manada que de la propia víctima, pero ahora las circunstancias han derivado hacia una intolerable injerencia en la privacidad de la chica a través de webs donde se desata el odio más tribal y de otras plataformas neonazis americanas que se dedican no solo a promover los más bajos instintos sino a exponer -con filtraciones criminales- la figura de la víctima con todo lujo de detalles, incluso los más escabrosos. Una nueva violación sobre la que ya sufrió en los Sanfermines del 2016.

El caso de 'La manada', más allá del debate jurídico y de la deficiente solución judicial, ha estallado como asunto mediático y simbólico en defensa de la dignidad femenina. Ahora, el campo de batalla es cruel y mezquino y participan en él los propios culpables, sin ningún tipo de prevención moral, y hordas informáticas que acentúan en la impunidad de la red las actitudes más vejatorias y machistas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Aun a pesar de las denuncias e investigaciones en curso, las webs de extrema derecha siguen activas. Esta inmundicia es del todo intolerable. Estamos ante una especie de 'victoria' de la ignominia, alentada por la dejadez del sistema, a la que debe hacerse frente con contundencia e intensidad penal. Cuanto antes.
 

0 Comentarios
cargando