Ir a contenido

contrapunto

Contadores de electricidad.

Cambiar de compañía continúa siendo difícil

Salvador Sabrià

Una encuesta de la CNMC detecta que se complica el traslado de gas y electricidad

Todo cambio es difícil, aunque sea estimulante. Pero uno de los más complicados suele ser el traslado de alguno de los servicios básicos: electricidad, gastelecomunicaciones y otros. Lo que es una sensación generalizada se constata también en las encuestas y paneles que realiza de forma sistemática y con carácter anual la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). 

El último 'Panel de Hogares' es un poco decepcionante en este sentido. A pesar de todas las campañas, las quejas cada vez mejor organizadas y las promesas, anuncios y compromisos de autoridades y empresas proveedoras, resulta que se ha incrementado el porcentaje de consumidores que consideraron que fue más complicado realizar este traslado en el 2017 que un año antes. Son diferencias pequeñas en porcentaje, pero en todo caso señalan que la tendencia no es a mejorar sino a empeorar. Y con un añadido: el año pasado se incrementó el total de españoles que cambiaron de compañía, y lo hicieron más en las de telefonía o internet que en las de gas y electricidad.

La principal explicación de esta infidelidad a las firmas de telecomunicaciones es la percepción por parte de los consumidores de que les sale a cuenta cambiar de compañía para aprovechar las ofertas, sobre todo en cuanto a precios. Sin duda tiene mucho que ver con ello el hecho de que hay más competencia en el sector de las telecomunicaciones que en los servicios de gas y electricidad. Curiosamente, dentro del servicio de telefonía, para los hogares consultados fue más fácil cambiar de compañía de móvil que de fijo o de internet. De hecho, uno de cada cuatro hogares que tramitaron la portabilidad en teléfono fijo o internet calificaron de difícil cambiar de operador.

También señalaron los usuarios que fue más complicado pasarse a otra compañía eléctrica o de gas que un año antes. Y, curiosamente, casi la mitad de los clientes de electricidad o gas declararon que se mantuvieron en la misma empresa porque consideraron que las ofertas de otros operadores en realidad tampoco les acababan suponiendo un ahorro importante en la factura, el principal motivo para buscar el relevo.

En el caso de las telecomunicaciones fijas, el informe de la CNMC expone que pagar menos a final de mes por el servicio también fue la razón principal de cambio: seis de cada 10 clientes que cambiaron de compañía citaron este motivo. Mientras que el porcentaje de hogares que declararon cambiar de operador de banda ancha fija por la insatisfacción con la calidad del servicio rozó el 25%, y uno de cada cinco cambió de operador para aumentar la velocidad de su conexión.

La conclusión de todos estos datos es que todavía queda mucho por hacer para que la competencia ente compañías redunde en un mejor servicio para los usuarios.

0 Comentarios
cargando