Ir a contenido
Roseanne Barr y John Goodman, protagonistas de la serie de la cadena ABC Roseanne.

Paul Drinkwater

Dos que caminan juntos

Mikel Lejarza

El presente es cuando pasado y futuro se encuentran, y ambos adquieren características del otro. Porque siempre interpretamos la historia desde el futuro, de igual manera  que diseñamos nuestras esperanzas en base a experiencias anteriores. Hoy vivimos tiempos en los que la industria de la producción de contenido audiovisual se está trasformando por completo, tanto como su distribución lo ha hecho en los últimos años. La nueva fórmula incrementa el valor de la intuición y la imaginación, elementos esenciales en las predicciones del pasado, con fórmulas basadas en el uso de la ciencia de los datos para prever no sólo el consumo futuro, sino incluso los propios sistemas de producción en su totalidad.

El 'big data' dirige
el arte de producir entretenimiento

Ahora mismo, las series que están creando  Netflix o Amazon tienen su origen en el conocimiento por parte de ambas empresas de los usos y costumbres de sus usuarios, y de ello se concluyen localizaciones, actores, costos, tramas y hasta idiomas o subtítulos. En resumen, la ciencia de los datos, el big data, dirige el arte de producir entretenimiento. Lo mismo ocurre en términos de ventas de publicidad. Buscando dar a los anunciantes, además de contenidos premium, las mejores posibilidades de dirigir sus campañas de marketing a las audiencias deseadas, la NBC Universal, Fox, Turner y Viacom han anunciado una asociación de desarrollo conjunto centrada en nuevas plataformas para la compra automatizada, formatos avanzados y mediciones.

Detrás de este acuerdo se encuentra OpenAP, una asociación creada en el 2016 entre diversos editores de TV con el objetivo de desarrollar herramientas nuevas de venta de publicidad, en un presente que permite personalizar esta gracias, una vez más, al uso de los datos de los usuarios. Así pues, tenemos cada vez más capacidad de elegir entre una oferta que no deja de crecer, pero detrás de ello la realidad que se va conformando es justo la contraria: los datos van a elegir por nosotros.

Netflix tiene 125 millones de abonados, y Amazon supera los 100 millones

En este mundo algorítmico y robotizado, que suena a ciencia ficción, Netflix ya cuenta con 125 millones de abonados, y Amazon supera los 100 millones de miembros de su oferta de pago. Pero tanto elemento novedoso choca con hechos que nos remiten al pasado, y que protagonizan un presente contradictorio en el que conviven lo nuevo y lo viejo por igual. En las últimas semanas, los tres programas de TV más vistos en EEUU han sido Roseanne (estrenada en 1988)The Big Bang Theory (que nació en 2007) y El joven Sheldon, que es un spin-off de la anterior.

Tres comedias de situación, dos de ellas rodadas del modo tradicional, en plató, con risas enlatadas, del mismo modo y con idéntica estructura a las series que protagonizaron la televisión de los años 60 y 70 del siglo pasado. Y ahí las tienen, compitiendo con los también tradicionales play offs de la NBA, y liderando los rankings de audiencia pese a ser un formato, la sitcom, que hace años se dio por muerto y acabado. Al comienzo del siglo se estrenó la primera edición de Supervivientes. Dieciocho años después sigue en lo más alto. Ya ven, parece que todo ha cambiado, y sin embargo no es para tanto, porque  pasado y  futuro siguen caminando juntos.