Ir a contenido

IDEAS

Fotograma de la serie The Handmaids Tale. 

'The Handmaid's Tale' y la barbarie fascista

Xavier Bru de Sala

'The Wire' es tenida por la mejor serie realista de la historia. Con todo merecimiento, ya que explica cómo funcionan las interconexiones entre las diversas esferas del poder, de las cúpulas a los bajos fondos. El protagonista está mal dibujado y peor interpretado, pero es un detalle sin importancia al lado de la verdad reveladora que la serie transmite.

Que no pocas de las ficciones más aclamadas vayan mucho más allá del entretenimiento es quizás un pequeño pero significativo indicio sobre la rebelión de las masas contra la estupidización general programada. 'Black mirror' pasará a la historia porque muestra cómo la tecnología ayuda a extraer lo peor de nosotros, la gente digamos normal. 'Borgen', por las pequeñas tormentas en el balneario europeo. 'Big little lies' desenmascara con precisión de entomólogo la hipocresía social, los autoengaños tranquilizadores ante la violencia machista. Etcétera.

'The Handmaid's Tale' advierte de las consecuencias de la toma de poder por parte de la extrema derecha, fanática, machista y despiadada

Varios estudios focalizados en los trabajadores blancos que pasaron de votar Obama a Trump, muestran cómo el cambio no se debe tanto a un factor de pérdida de estatus económico como cultural y social. El sentimiento de inestabilidad de su rol se dilata entre los orgullosos trabajadores blancos sin estudios, desconcertados ante las amenazas al supremacismo al que se aferran.

De las más atroces derivaciones de eso, de la instauración de la barbarie bíblica y fascista va 'The Handmaid's Tale'. No es solo la serie más feminista, que lo es, sino la que con más tremenda verosimilitud advierte de las posibilidades y las consecuencias de la toma del poder por parte de la extrema derecha, fanática, despiadada, machista, autosatisfecha por naturaleza. Que sea de una lentitud a menudo exasperante o que se recree en la provocación de la angustia serían defectos inadmisibles en cualquier competidora cultural y de culto, pero aquí pueden considerarse imprescindibles exigencias estilísticas.

Temas: Machismo Series

0 Comentarios
cargando