Ir a contenido

AL CONTADO

Ahorra como puedas

Agustí Sala

En tiempos de incertidumbre sobre las pensiones convienen los consejos para llenar un poco la hucha

Visto lo visto no nos quedará más remedio que ahorrar. Lo que sea y mejor a partir de hoy que de mañana. Y no lo digo solo por los miles de pensionistas que exigen mejoras de sus prestaciones desde hace semanas, sino por los futuros. Estos sí que deberían preocuparse en un contexto de salarios a la bajaprecariedad laboral... aunque surjan ideas como un impuesto a las compañías tecnológicas para financiar parte del estado del bienestar.

Los expertos aseguran que todo el mundo puede ahorrar. "No es un problema de calidad o cantidad sino de actitud" afirma Carlos Tusquets, que acaba de publicar un libro sobre la materia, 'Enriquéceme despacio que tengo prisa' (RBA, Barcelona, 2018). Y, por si surge el escepticismo, nada mejor que ver los efectos que ejercen la combinación del tiempo (cuanto más mejor) y el interés compuesto.

Con su acreditada experiencia financiera, Tusquets, fundador de Fibanc, que luego vendió a Mediolanum, pero en el que sigue de presidente, y creador de una de las empresas más importantes de gestión de fondos de inversión (TREA), trata de explicar en su libro "cómo evitar el 90% de los errores que cometemos por priorizar el corto plazo y cómo encontrar el médico de cabecera (asesor) que no te engañe".

Para lo primero hay que comprender que quienes más dinero ganan son quienes "hacen lo contrario que la mayoría". Y recuerda al banquero Manuel Girona que, cuando le preguntaron por el secreto de su éxito, respondió: "Darle gusto a la gente: vender cuando quieren comprar y comprar cuando los otros quieren vender". Y en cuanto al mejor asesor, debe saber más escuchar y aconsejar en función de las necesidades reales de su interlocutor.  

Para todo ello, además de recurrir a leyendas de la inversión, desde Peter Lynch a Warren Buffett, Tusquets también utiliza como hilo conductor a Quique, un empleado (real) del banco, al que le cuenta paso a paso cómo ahorrar y que lo mejor es hacerlo con fondos de inversión. Y no solo porque los vende, sino porque "son más seguros porque no pueden quebrar al estar en más manos que, por ejemplo, un banco", afirma. Con los fondos añade, "puedes comprar el mundo por 1.000 euros". Traduciendo: se puede diversificar en activos y geográficamente, la mejor protección ante el riesgo.

Ahorrar, agrega, es lo mejor porque "la Seguridad Social ni es segura ni es social". No se trata de hacerse millonario (no hay recetas para ello) pero sí de batir a las "dos grandes termitas": la inflación y los impuestos". Por lo pronto, Quique no es millonario, pero ha empezado a ahorrar. Con este panorama, nunca se sabe. 

0 Comentarios
cargando