Ir a contenido

Pequeño observatorio

Asientos en los aviones que ya no serán asientos

AVIOINTERIORS

Asientos en los aviones que ya no serán asientos

Josep Maria Espinàs

Los asientos piden y ofrecen comodidad. Y un avión no puede parecer un rebaño apretado de pequeñas jirafas en asientos verticales

Leo en EL PERIÓDICO una información que me deja realmente estupefacto. "Llegan los vuelos de aviones con los asientos verticales". Entrar en un avión no es, precisamente, entrar en un espacio que se distinga por la comodidad. Las filas de asientos, habitualmente de tres plazas, dejan un espacio muy justo para que los viajeros que se sientan a tocar la ventanilla puedan pasar al pasillo. En un viaje largo -lo digo por experiencia- se multiplican los "perdone, perdone" ...

Yo he volado en los países nórdicos, incluso en las proximidades del Polo Norte, en Alaska, si no me equivoco, y ya se comprende que en algún momento nos teníamos que levantar de nuestra butaca para hacer nuestras comprensibles necesidades.

Ahora, con el proyecto de los asientos que no son asientos porque nadie se sentará, tal vez podamos recordar, yendo a París o en China, el apelotonamiento con que nos encontramos en los autobuses de Barcelona en horas punta.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En el fondo, el problema, dicen, son las piernas. Las piernas molestan. ¡Virgen mía, si las piernas son muy importantes para los humanos! Las piernas nos permiten ir -gratuitamente- arriba y abajo. E incluso se han diseñado piernas artificiales que intentan suplir una deformación o una pérdida.

Hay una expresión muy popular y significativa en catalán: "Cames ajudeu-me!". Y cuando alguien se ha escapado decimos que ha huido por piernas. Y todavía recuerdo una frase que era popular en mi juventud para designar a alguien que era poco de fiar: "Es un piernas". ¿Quería decir que podía escaparse de una obligación?

Ahora el lenguaje popular se ha ido perdiendo. Quizá aún, en las sastrerías, hay alguien que, repasando un traje de hombre, dice que le tendrá que acortar una pernera. ¿Qué pasará a los aviones con asientos verticales? Lo único que pido es que no les llamen 'asientos'. Los asientos piden y ofrecen comodidad. Y un avión no puede parecer un rebaño apretado de pequeñas jirafas.

0 Comentarios
cargando