Ir a contenido

LA CLAVE

El contexto de los Presupuestos

Albert Sáez

¿Cómo va a pagar esa regularización de las pensiones un país en el que baja la población activa cuando la economía crece al 3%?

Cuando los historiadores de la economía repasen el ciclo dirigido por Mariano Rajoy desde 2011 deberán recurrir en más de una ocasión a la historia general para entender determinadas decisiones. Las vicisitudes de los Presupuestos Generales para el 2018 son una muestra de la importancia que tiene el contexto para entender las medidas que se aprueban. Hay, pues, más táctica que estrategia, más apaños que reformas estructurales. El caso más palmario es el de las pensiones que, finalmente, se revalorizarán de acuerdo con el IPC, exactamente como preveía el Pacto de Toledo hasta que Rajoy empezó a hacer ingeniería financiera para cumplir son sus (nuestros) acreedores de Bruselas. Ahora, en poco menos de dos meses, lo imposible ha pasado a ser posible, simplemente por razones de coyuntura política. El primer movimiento fue doblar el aumento pactado inicialmente con Ciudadanos para las pensiones más bajas. Con esa cinta, la vieja política homeopática de Rajoy le asestó a la nueva política naif de Rivera un golpe del que solo se recuperó gracias al máster fallido de Cifuentes y a su cleptomanía. Pero ahora, un zorro aún más viejo que el PP, el nacionalismo vasco ha conseguido recubrir el pacto para consentir un gobierno independentista en Catalunya con el aura salvífica de las pensiones.

Así las cosas, uno tiende a perder toda credibilidad en las cuentas presentadas por Rajoy. Pero incluso los sentimientos más nobles necesitan de la racionalidad para desembarcar en el debate político. Por eso es altamente recomendable el dossier sobre los Presupuestos Generales del 2018 que publica estos días el blog Contexto Económico, dirigido por Jordi Sevilla desde Llorente y Cuenca, y editado por Agenda Pública. Porque justamente la disonancia de estos presupuestos es que tienen toda la lógica del mundo vistos en el contexto político, pero naufragan puestos en el contexto económico porque, dato a dato, comprobamos la inconsistencia de la recuperación y la necesidad de ahondar en las reformas y no en los apaños. ¿Cómo va a pagar esa regularización de las pensiones un país en el que baja la población activa cuando la economía crece al 3%? En Google no se halla la respuesta. 

0 Comentarios
cargando