Ir a contenido

NEGOCIACIONES

El parto de los montes en Italia

Rosa Massagué

El país lleva dos meses sin gobierno después de que hayan fracasado los intentos del Movimiento 5 Estrelllas, el más votado en las elecciones de marzo, de lograr una coalición con el centroderecha o el centroizquierda

Italia lleva dos meses a la búsqueda, infructuosa, de una mayoría capaz de alumbrar un Gobierno. Esto no sería una novedad. En la historia del país hay periodos de tres y hasta cuatro meses sin Ejecutivo en la llamada Primera República, cuando dominaban la escena política personajes como Giulio Andreotti o Amintore Fanfani. La diferencia entre entonces y ahora es que en el pasado estos largos periodos ocurrían siempre al final y no al principio de la legislatura y, por mucho que durara el tiempo para la formación de un gobierno se sabía que habría un ejecutivo de centro-derecha y centro-izquierda. Lo que estaba en discusión eran solo las carteras ministeriales.

Ahora no se sabe nada, o casi, de cómo van acabar los esfuerzos para conformar la mayoría parlamentaria necesaria. En el rico lenguaje político italiano y ante las enormes dificultades aparecen como posibles el llamado ‘Gobierno del presidente’ en el que estarían todos los partidos, o el ‘Gobierno de tregua’ que sería un Ejecutivo en minoría que posiblemente no pasaría la aprobación parlamentaria, cuyo objetivo sería ir de nuevo a las urnas el próximo otoño (se apunta incluso antes del verano), o en el 2019.   

Desde las elecciones del 4 de marzo en las que el Movimiento 5 Estrellas (M5S) se alzó con el mayor número de votos (11 millones equivalente al 32,66%), el presidente de la República, Sergio Mattarella, ha encargado dos rondas de consultas que no han llegado a ninguna  parte, y una exploración, que es como el parto de los montes. En las dos primeras, a Luigi di Maio, el hombre del M5S encargado de buscar los consensos, le falló la aritmética. Su formación y la xenófoba La Liga (antes Liga Norte) de Matteo Salvini, no sumaban y los ‘grillinos’ no quieren añadir a Silvio Berlusconi

Fuerzas antieuropeas

Es sabido que no era la opción preferida del presidente de la República la de un Gobierno formado por dos fuerzas antisistema, antieuropeas y en el caso de La Liga, además de xenófoba, con comportamientos rayanos en el fascismo. Fracasada la opción M5S-centroderecha, favoreció la exploración hacia un posible entendimiento entre los ‘grillinos’ y el Partido Democrático (PD), la fuerza de centroizquierda en caída libre que en las elecciones cosechó un 22,85%.

La pelota está ahora en el tejado de un PD con un secretario interino, Maurizio Martina, enfrentado a un secretario en la sombra moviendo los hilos que es el dimitido Matteo RenziDi Maio propone un contrato a la alemana, como el firmado en Berlín por la CDU y los socialdemócratas. No se trata de alianzas. De momento se trata de ver si hay puntos en que ambas formaciones pueden estar de acuerdo, de constatar si existe voluntad de compartir temas y programas. 

El próximo jueves el PD decidirá si aprueba el inicio de conversaciones y lo más probable es que la dirección diga que sí para demostrar su sentido de responsabilidad. Pero en Renzi todo es táctica y a esta demostración seguiría una batería de obstáculos para hacer fracasar las conversaciones sin haber ni siquiera llegado a negociar nada. O sea que en el futuro asoman nuevas elecciones, ya sea tras un ‘gobierno del Presidente’ o un ‘gobierno de tregua’. 

Temas: Italia

0 Comentarios
cargando