Ir a contenido

LA CLAVE

Cientos de personas participan en la manifestación de los pensionistas en Bilbao.

Alvaro Barrientos

El 'pensionazo' del PNV

Olga Grau

Hubo un tiempo en el que los catalanes lograban pactos de Estado como suprimir el servicio militar obligatorio, hoy son los vascos los que logran que las pensiones de los españoles suban al nivel del IPC

El PNV ha demostrado una vez más su capacidad de influir en la política española con gran magistralidad. Los nacionalistas vascos han alcanzado un nuevo pacto in extremis con un PP desesperado y en total descomposición por la corrupción, el espectáculo lamentable de Cristina Cifuentes y la erosión de Ciudadanos por el flanco catalán.

A cambio de apoyar los presupuestos generales del Estado y, con ello, salvar la legislatura de Mariano Rajoy hasta después de las municipales, los nacionalistas vascos han arrancado un pacto para mejorar las pensiones a todos los españoles en el 2018 y en el 2019. El acuerdo es positivo para los pensionistas que salen a protestar a la calle todas las semanas desde hace meses, con especial virulencia en Bilbao.

Pero el análisis del pacto no es tan tranquilizador para las partes. Al PP lo deja en una situación de mayor debilidad porque el acuerdo con el PNV supone dinamitar la reforma de las pensiones que impuso por la fuerza durante la crisis con dos medidas estrella: que las pensiones dejaran de indexarse al IPC (desindexación) y que se calcularan en función de la esperanza de vida (factor de sostenibilidad). De manera, que el PP no puede atribuirse ningún rédito electoral con la concesión a los vascos y tendrá además que cargar con las explicaciones del incumplimiento del déficit.

Por otro lado, el pacto deja en muy mal lugar a la comisión del Pacto de Toledo, que nació para sacar las pensiones de la arena política y que lleva dos años perdiendo el tiempo. En tercer lugar, la pinza PP-PNV deja en una situación delicada a Ciudadanos que ha apoyado las cuentas desde el primer momento sin rechistar a cambio de una subida de las pensiones mínimas que ahora se ha visto superada.

Hubo un tiempo en el que los catalanes lograban pactos de Estado como suprimir el servicio militar obligatorio, hoy son los vascos los que logran que las pensiones de los españoles suban al nivel del IPC. Esos catalanes hoy ya no quieren formar parte del Estado. Y mientras tanto, los vascos no pierden ocasión de mostrarse como garantes de la estabilidad al sumar al cuponazo del 2017 el pensionazo del 2018.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.