Ir a contenido
Maluma, en su concierto en el Palau Sant Jordi de septiembre pasado.

FERRAN SENDRA

Felices los cuatro

Ramón de España

Combatir el machismo es necesario, pero utilizar de cabezas de turco a gente como Maluma o Pitbull es errar el tiro

Gracias a una amiga que la escucha a todas horas en su coche, también yo he caído rendido ante la canción de Maluma 'Felices los cuatro'. Como ustedes ya sabrán, Maluma está considerado un cerdo machista, principalmente gracias a su tema 'Cuatro babys', en el que, cual adolescente rijoso, asegura disfrutar de cuatro churris que siempre hacen lo que él les dice y que solo abren la boca para lo que ustedes se imaginan y que ya Pitbull dejó bien claro en una de sus canciones: "Yo te voy a hacer gozar / Tú tienes la boca grande / Vamos, ponla a jugar". A Pitbull, como a la mayoría de sus congéneres, le gusta que le saquen punta al lápiz, y lo reconoce con la desfachatez que le es característica, lo cual -junto a sus videoclips rodeado de chicas medio desnudas- le ha granjeado una fama de machista notable, cuando solo es la parodia deliberada, humorística y 'tongue in cheek' de un machista genuino.

Tomarla con Pitbull y Maluma es, además, de una pérdida de tiempo y una clara carencia de sentido del humor, matar moscas a cañonazos. El reguetón y un sector del rap parten de la base de que lo más importante de la vida es chingar, concepto todo lo primario que ustedes quieran, pero en absoluto falto de razón. Y en el caso de 'Felices los cuatro', las acusaciones de machismo son insostenibles, pues estamos ante un homenaje al amor libre, la ausencia de celos y la capacidad de adaptación del ser humano.

Un canto a la tolerancia sexual

Veamos: el narrador tiene una novia que se lo hace con otros, pero a él le da igual porque sabe que les une algo muy fuerte -"Si con otro tú te vas, me importa un carajo porque sé que volverás"-, y, además, el hombre aprovecha las ausencias de su chica para beneficiarse a otra ("Vamos a ser feliz, vamos a ser feliz, felices los cuatro, y agrandamos el cuarto"). ¿Es ésa una actitud machista? ¿Acaso amenaza Maluma con matar a la que le pone los cuernos? No, ¡más bien se apunta a la fiesta y se aprovecha de sus ventajas! No me parece una actitud muy machista, francamente. ¡Pero si 'Felices los cuatro' es un canto al fatalismo humano y la tolerancia sexual! Para cuatro días que va uno a vivir, mejor no amargarse: ése es el subtexto de una canción estupenda que, además, pone de buen humor a quien la escucha (mi amiga y yo somos firmes partidarios del 'sing along').

Combatir el machismo es justo y necesario, pero utilizar de cabezas de turco a gente como Maluma o Pitbull es errar el tiro: a su manera simplista, los pobres solo quieren hasernos 'gosar'.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.