Ir a contenido

APUNTE

La ruleta de Sant Jordi

Jordi Puntí

Pues sí, el próximo lunes es Sant Jordi, por si alguien no lo sabía, y a lo largo del día muchos catalanes sentirán una palpitación que los llevará a comprar un libro y una rosa. Ya en la librería, sin embargo, ¿qué elegirán? Hace semanas que los libreros no paran de recibir títulos y más títulos, y sabemos que más allá de las opciones obvias y repetidas hay un mar de novedades, ediciones que hace tiempo que esperan su lector.

La 'diada' ideal debería tentar a los posibles lectores con libros inesperados

El otro día pensaba en ello mientras leía 'Clon de Kant' (Blackie Books), de Miguel Noguera, un nuevo catálogo de sus ideas únicas, surrealistas y a veces erráticas. Lo leía en un café del barrio y se lo enseñé a unos turistas para ver cómo reaccionaban: una señora se puso a hojearlo y enseguida giró la vista, sofocada, como si hubiera visto el manual de una secta; otra, en cambio, observaba esos dibujos extraños, de hombres con peinados absurdos, o el croquis de un albañil con capa, y se reía a conciencia (era finlandesa).

El Sant Jordi ideal también debería tentar a los posibles lectores con libros inesperados, salidas de género que enfilan hacia la no ficción, textos que al descubrirlos parecen escritos solo para ti, pero que no siempre captan todos los radares. Pienso, por ejemplo, en 'La literatura recordada', de Enric Iborra (Viena), recopilación de ensayos dedicados a la relectura de los clásicos. O 'El present vulnerable', de Feliu Formosa (Biblioteca del Núvol), reedición de sus diarios de hace 40 años, donde la introspección moral se combina con el retrato de una época mucho más ideológica que la actual. O los ensayos deslumbrantes de Mark Fisher en 'Lo raro y lo espeluznante' (Alpha Decay), una mente privilegiada que habla de Lovecraft, The Fall o David Lynch, entre otros. O 'Crónica bizarra', de Eduardo Halfon (Jekyll & Jill), seis textos que prueban la fortaleza de los nudos entre la vida y la literatura. O 'Historia de la violencia', de Édouard Louis (Salamandra), la exploración literaria de una experiencia traumática, que alguien debería regalar al juez Llarena, por supuesto con un propósito bibliográfico.

0 Comentarios
cargando